Las mejores películas de Tim Burton


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Debo admitir que Alicia en el País de las Maravillas NO es una de mis películas favoritas de Tim Burton. En vez de entregarnos una historia oscura, emotiva y visualmente original — como suele hacerlo — con dicho filme, el imaginativo director estrenó una cinta llena de efectos digitales excesivos y una historia predecible que, para variar, transformó a nuestra protagonista en una heroína que estaba destinada a salvar el mundo debido a una profecía. Qué original…

Sin embargo, le tengo algo de fe a la secuela, no solo porque el trailer la hace ver un poco más oscura y madura que su predecesora, sino también porque el director es otro. En vez de Burton, tenemos a James Bobin, alguien que quizás le puede inyectar un estilo o sensibilidades diferentes al filme. No estoy diciendo que Burton sea un mal director—pero a veces, cuando una película no funciona del todo (a pesar de recaudar más de mil millones de dólares en todo el mundo, por alguna razón) es bueno inyectarle nueva sangre a la secuela, para ver qué pasa.

Sin embargo, Burton quedó como productor para la cinta, por lo que algo de su estilo probablemente quede en la producción, para aquellos que no confíen del todo en Bobin. Y es por eso que, aprovechando el pronto estreno de esta producción, les presento mis cinco películas favoritas dirigidas (no producidas) por Burton. Todo sabemos que tiene una extensa y variada filmografía, por lo que no debería resultar difícil desarrollar esta lista. Veamos.

5. La Leyenda del Jinete Sin Cabeza



Esta es una de las películas más subvalorada de la carrera de Burton, y una cinta que tuve la oportunidad de ver múltiples veces a principios de la década pasada, ya que la transmitían todo el tiempo en la televisión por cable (en Cinecanal, si no me equivoco, cuando todavía tenían la decencia de pasar las películas en versión subtitulada). Quizás no tenga la trama más compleja de todas sus películas, pero esto es compensado por el gran estilo visual que maneja. El pueblo de SleepHollow, victoriano y conservador, se ve simplemente espectacular, siempre rodeado de neblina y lleno de árboles amorfos y oscuros. Johnny Depp es excelente como IchabodCrane, y Christopher Walken se roba el show como el titular Jinete. Se trata de una de las cintas más maduras de Burton, y también una de las más sangrientas. (Ah, y si están atentos, se darán cuenta que también aparece IanMcDiamird, alias el Emperador Palpatine, en uno de sus pocos roles de blockbuster fuera de la saga de Star Wars).

4. Batman



Superman fue la primera gran película basada en un cómic, pero Batman, de Burton, fue la primera en manejar un tono más maduro, y tomarse más en serio. Para diferenciarse de la versión del personaje interpretada por Adam West en la serie de televisión de los 60s, Burton decidió construir una película oscura, trágica y visualmente espectacular. Ciudad Gótica verdaderamente se ve VIVA en la película, y Batman luce tal cual uno se lo hubiese imaginado después de leer los cómics (aunque el hecho de que no pueda girar la cabeza trae divertidos resultados en algunas escenas de acción). Jack Nicholson se roba el show como el Guasón (diferente al de HeathLedger en El Caballero de la Noche, pero igual de memorable), y Michael Keaton, quien previamente se había dedicado a actuar únicamente en comedias, es sólido tanto en el rol de Bruce Wayne, como en el de Batman. Si tan solo hubiesen conservado a Billy Dee Williams (Lando en Star Wars) como Harvey Dent para las secuelas….

3. Beetlejuice



¡Beetlejuice, Beetlejuice, Beetlejuice! Di su nombre tres veces seguidas, y este gran personaje aparecerá a tu costado. Beetlejuice podría considerarse como una de las películas menos maduras en la filmografía de Burton—después de todo, es una comedia sobrenatural, en la que las bromas pesadas están a la orden del día, y en la que Michael Keaton interpreta al personaje del título con ridícula precisión. Pero la película no solo funciona gracias a sus grandes efectos especiales (la mayoría hechos con stop-motion) o porque es simplemente hilarante—los temas que maneja, desde las relaciones entre niños y adultos, hasta la percepción que tiene la gente de la muerte, realmente pueden afectar emocionalmente a su público, y por ende ayudan a desarrollar mejor la trama y a sus protagonistas. Hace años que hay rumores de que Burton y compañía planean hacer una secuela—ojalá esté a la altura de su predecesora.

2. El Hombre Manos de Tijera



Muchos han acusado a Burton de favorecer lo visual por sobre la historia o el desarrollo de los personajes de sus películas. El hombre tiene un estilo visual muy particular, por lo que este puede llegar a saturar un poco y opacar otros aspectos de una producción (véase Sombras Tenebrosas, pro ejemplo). En el caso de El Hombre Manos de Tijera, sin embargo, tenemos la mezcla perfecta de estilo y sustancia, de efectos especiales y trama. Se trata de una de las cintas más emotivas de la filmografía de Burton, presentándolos un personaje principal con el cual es casi imposible NO identificarse, y una sublime actuación por parte de Johnny Depp. El pueblo en el que se desarrolla el filme es un suburbio pastel y casi perfecto, el cual, como nos vamos dando cuenta mientras va avanzando la película, esconde oscuros secretos que contrastan a la perfección con la estética que maneja. Y ojo con la aparición del gran Vincent Price, uno de los ídolos de Burton, durante el prólogo de la cinta.

1. Ed Wood



Hace años que tengo una peculiar fascinación con Ed Wood—después de todo, no es difícil tener curiosidad sobre un hombre que es considerado como el peor director de cine de la historia, alguien que incurría en el travestismo (sin ser homosexual) y que verdaderamente creía estar haciendo gran cine, cuando tenía el talento audiovisual de una zanahoria. Y es por ello que cuando era adolescente descubrí la existencia de esta pequeña joya, la película menos exitosa (financieramente hablando) de la carrera de Burton, pero definitivamente su más lograda. Se trata de su película más personal, una carta de amor al cine, y un filme que realmente ABSORBE el espíritu de protagonista, presentándonos escenas surreales y ridículas que funcionan a la perfección porque, tío es una película sobre ED WOOD. Johnny Depp (sí, él otra vez) interpreta al personaje con pasión e inocencia, y el reparto secundario, entre los que se encuentran el gran Bill Murray, un sublime Martin Landau como BelaLugosi (sí, Drácula) Vincent D’Onofrio como OrsonWelles, está en su mejor momento. Altamente recomendable.

A través del espejo



No es casualidad que todas estas películas haya sido filmadas el siglo pasado—aunque Burton ha sido capaz de entregarnos algunas buenas películas estos últimos años—véase Sweeney Todd—definitivamente tuvo su mejor momento en los 90s. Es por eso que espero con ansias su siguiente película (Miss Peregrine's Home for Peculiar Children); quizás se trate de un esperado regreso a la gloria de antes. Pero por el momento, habrá que ver la nueva aventura de Alicia y sus desquiciados amigos—con suerte, el poder de Burton como productor y los talentos de James Bobin como director (su primer largometraje, Los Muppets, me encantó) harán que sea superior al primer filme.





VER MÁS PUBLICACIONES