Lo mejor de Tom Hanks


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Tom Hank es uno de los actores más populares de su generación, de eso no hay duda. El hombre nunca se mete en escándalos, mantiene su vida privada… bueno, privada, y se comporta de manera muy generosa y educada tanto con sus fanáticos —tanto así que les hace bromas o, como sucedió hace poco, se mete en las fotos de sus matrimonios— como son sus compañeros de trabajo.

Por ende, no resulta ser una sorpresa que Hanks haya tenido muchísimos éxito de taquilla, películas que han recaudado millones de dólares alrededor del mundo. La mayoría de gente disfruta de ver películas con Hanks, especialmente cuando se trata de películas emocionantes o cómicas… pero incluso cuando, de cuando en cuando, participa en algo más serio.

Lo que sí resulta una sorpresa, más bien, es que una película como Inferno, secuela tanto de El Código Da Vinci como Ángeles y Demonios, se vaya a estrenar en nuestro país antes que la taquillera Sully, un drama dirigido por el venerable Clint Eastwood que, a pesar de haber sido recibida con poco entusiasmo por la crítica especializada, aparentemente ha resultado ser extremadamente popular con el público estadounidense. Bueno, con tal de que eventualmente se estrene…

En fin, es tiempo de usar el estreno de la más reciente aventura basada en un libro del también exitoso Dan Brown, y dirigida por el talentoso Ron Howard, para presentarles mis cinco películas favoritas con Tom Hanks. Como siempre, es MI lista y MI opinión, por lo que si no encuentran alguna película por la que se mueren, no se lo tomen personal. Cualquier comentario, educado y bien argumentado, en nuestras redes sociales, donde quizás sugieran cintas que pudieron haber faltado en mi lista, es bienvenido.

Y hey, recuerden que estoy presentando solo cinco películas. ¡Obvio que faltarán varias! (Pero qué puedo hacer, el espacio es limitado….)

Veamos.

5. Forrest Gump



Todos recuerdan esta gran película dirigida por Robert Zemeckis, principalmente gracias a las excelentes líneas de dialogo y escenas memorables que logró presentar: el clásico “Corre Forrest, Corre”, su encuentro con el Presidente de los Estados Unidos, sus juegos de ping pong, su frase sobre la caja de chocolates, o su “pequeña” maratón a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Sí, ForrestGump es una de esas películas que se ha integrado ya tanto en la cultura popular occidental, que es casi imposible encontrarse con alguien que no pueda mencionar alguna escena o frase de ella, la haya visto o no. Lo mismo pasa con cintas como Star Wars o El Padrino, por ejemplo. Pero si Forrest Gump causó tanto impacto, es porque se trata de una excelente película, una conmovedora historia contada con tacto, emoción y humor. La actuación de Hanks es espléndida, humanizando a Gump sin exagerar demasiado sus deficiencias. Forrest Gump es un filme que uno puede ver una y otra vez.

4. Filadelfia



Filadelfia, de Jonathan Demme (El Silencio de los Inocentes) es una cinta que trata un tema difícil con franqueza y tacto. Hanks interpreta a un hombre con SIDA que es despedido del estudio de abogados donde trabajaba debido a su condición, y que contrata a un pequeño abogado homofóbico para realizar la demanda (Denzel Washington). A pesar de haberse estrenado hace ya trece años, la historia que nos presenta esta película resulta más relevante que nunca; de hecho, jamás me dejará de sorprender que, más de una década después de haber visto esta cinta, todavía exista tanta gente que piense como inicialmente lo hacía el personaje de Washington. La homofobia sigue latente, especialmente en un país tristemente conservador como el nuestro, y es algo que tiene que parar. Sí, la trama de Filadelfia se puede tornar algo sermoneadora (casi como este texto, dirían algunos, jeje), pero es imposible negar su poder, su emotividad. La actuación de Hanks es simplemente sublime (por algo ganó el Óscar gracias a ella), y el gran Denzel Washington lo complementa a la perfección. Es una película cruda y realista, tan importante hoy en día como lo fue hace más de trece años.

3. Milagros Inesperados



Preferiría llamarla La Milla Verde, pero desafortunadamente, esta excelente cinta dirigida por Frank Darabont (The Shawshank Redemption) llegó con este melodramático título a Latinoamérica. Qué vamos a hacer. Eso no es lo importante. Lo que importa acá es la trama, basada en una novela de Stephen King, que no deja de sorprender a su público con una interesante mezcla de elementos sobrenaturales y drama, y también las actuaciones, las cuales no fallan ni por un segundo. Tom Hanks es excelente como Paul Edgecomb, de eso no hay duda, pero quien resalta acá es Michael Clarke Duncan, quien interpreta a un prisionero sentenciado a la pena de muerte que demuestra tener un poder especial. Su interpretación demuestra que el fallecido actor era capaz de hacer más que acción o comedias tontas, otorgándole una muy necesaria cuota de emotividad a una historia que ya de por sí hubiese podido lograr cautivar a su público. El resto del elenco, desde el siempre subvalorado David Morse hasta James Cromwell, Bonnie Hunt y Graham Greene, son excelentes. Hubo una época en que la pasaban en cable (el canal TNT, si no me equivoco) a cada rato, pero si no la vieron ahí, por favor búsquenla. Va a ser casi imposible que no terminen llorando.

2. Apolo 13



Tom Hanks era famoso de joven gracias a sus comedias inocentes y luego a sus producciones más pícaras, y también fue popular durante le década de 1990 gracias a sus comedias románticas (muchas de las cuales protagonizó junto a Meg Ryan), pero como pueden estar dándose cuenta, las películas que estoy mencionando en esta lista son, en su mayoría, dramas, o al menos, serias. Esto se debe a que, a pesar de su innegable carisma, que le permite resaltar hasta en el filme más soso, Hanks suele resaltar más en roles poderosos, verosímiles. Esto lo podemos ver con claridad en Apolo 13, del siempre irregular Ron Howard (director, casualmente, de Inferno), en la que vemos los esfuerzos de la NASA por traer de vuelta a los astronautas de dicha nave, luego de que comienza a fallar en el espacio. Se trata de un filme intenso y muy emocionante, realizado con extremo cuidado, editado a la perfección, y actuado con mucha verosimilitud y entrega tanto por Hanks, quien interpreta a Jim Lovell, como por Kevin Bacon, Bill Paxton y Gary Sinise. Visualmente espectacular e impecablemente dirigida, Apolo 13 es de las mejores películas que jamás haya hecho Hanks.

1. Rescatando al Soldado Ryan



Aquellos que me conocen sabrán que soy un fanático acérrimo del gran Steven Spielberg; a mi parecer, el hombre es incapaz de hacer una mala película, e incluso sus esfuerzos más débiles, como 1941 o Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, tienen una que otra escena memorable buena actuación. Es por ello que no debería sorprenderles que, para mi, Rescatando al Soldado Ryan sea la mejor película jamás hecha por Tom Hanks. Realista, intensa, dura, emotiva… hay miles de adjetivos que podría utilizar para describir esta obra maestra, pero para que verdaderamente sepan de qué se trata esta experiencia, deben vivirla ustedes mismos. Se trata de una de las representaciones de la guerra más crudas que jamás se hayan hecho. Consideren, por ejemplo, la famosa secuencia de la playa de Omaha, en donde Spielberg usa todo recurso posible para METERNOS en la batalla: colores desaturados, cámaras en mano, planos de perspectiva, y mucha, pero mucha, sangre y tripas. Es una increíble secuencia dentro de una excelente cinta, la cual Hanks protagoniza con aplomo, interpretando a su Capitán Miller como un hombre honesto, valiente, pero muy humano, cansado del horror de la guerra y de tanta muerte. Rescatando al Soldado Ryan es una película que se VIVE, y que dudo que Hanks vaya a poder superar en el futuro cercano.

Nos vemos en el infierno



Si no incluí El Código Da Vinci o Ángeles y Demonios en mi lista, es porque, a pesar de que son blockbusters cumplidores y entretenidos, simplemente no están al mismo nivel que las cinco películas anteriormente mencionadas. (Eso, y por favor… con el peinado que Hanks tenía en la primera cinta, me es casi imposible tomármelo en serio ahí). Sin embargo, le tengo harta fe a Inferno: el talentoso Howard está de vuelta como director, y Hanks comparte pantalla con artistas de la talla de Felicity Jones (Rogue One, una historia de Star Wars), Ben Foster, Omar Sy, e Irrfan Khan. ¡Tenemos harto talento tanto detrás como delante de la cámara!

Solo queda, entonces, esperar hasta este jueves para ver la película y decidir. Los dejo con el trailer de Inferno… ¡hasta el siguiente martes!





VER MÁS PUBLICACIONES