Star Trek


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



A pesar de que siempre he sido un gran fanático de la saga de Star Wars — tanto así que soy parte del staff del Star Wars Fan Club Perú — debo admitir que también he disfrutado de algunas entregas de la franquicia de Star Trek. No, hasta ahora no termino de entender porque se supone que hay tanta rivalidad entre ambos grupos de fanáticos; los nombres de ambas sagas se parecen, eso es cierto, pero aparte de eso, no podrían ser más diferentes. Creo que es muy posible disfrutar de ambas, siendo más fanático de una que de otra.

Es por eso que me emociono cada vez que se anuncia el estreno de una nueva película. Obviamente me encantan los filmes clásicos — La Ira de Khan sigue siendo, para mi, la mejor película de todas hasta el momento —, pero también he disfrutado mucho de la nueva continuidad iniciada por J.J. Abrams — quien, curiosamente, también dirigió Star Wars: El Despertar de la Fuerza el año pasado —, la cual continúa este año con el estreno de Star Trek: Sin Límites este jueves.

Emocionantes y enérgicas, estas nuevas cintas de Star Trek han logrado modernizar la franquicia, conservando los personajes clásicos, dándoles un nuevo giro, y manteniendo el espíritu de la serie de televisión original y de las películas clásicas. Brian Fuller, creador de la genial (y difunta) serie de Hannibal, está desarrollando una nueva serie de TV, y aunque Sin Límites no ha tenido el mismo éxito en la taquilla estadounidense que sus dos predecesoras, ya se ha anunciado una cuarta parte, la cual traería de regreso a Chris Hemsworth, quien interpretó al padre de James T. Kirk, George, en la primera entrega.

Así que todo va bien con la franquicia de Star Trek, la cual había descansado unos años entre el estreno de la última película de la Nueva Generación, y la primera de la nueva continuidad. Es por ello que, aprovechando el estreno de la muy esperada Sin Límites, les traigo un breve pero interesante repaso por esta nueva saga — un reboot, o reseteo, a falta de mejor término — de Star Trek.

Veamos.

Star Trek (2009)



La que lo comenzó todo. Luego de que la franquicia parecía estar a punto de morir — todo debido al relativo fracaso de su última película, Star Trek Nemesis, el año 2002 -, Paramount contrató a J.J. Abrams, quien había cultivado éxitos como la serie de TV Lost o la tercera película de Misión Imposible, para dirigir un reseteo de la saga. El resultado final fue Star Trek (a secas, como para que los fanáticos se den cuenta que estaban comenzando desde cero), una modernización de la franquicia que, para sorpresa de muchos, fue muy buen recibida.

El secreto estuvo en traer de vuelta a los personajes clásicos de la serie. Chris Pine es excelente como James T. Kirk; osado y valiente y algo torpe. Zachary Quinto demuestra mucho potencial como un Spock algo más humano que el de Leonard Nimoy (quien acá interpreta al Viejo Spock de la continuidad anterior, un toque de respeto hacia la saga que muchos apreciaron). Karl Urban brilla como el paranoico y preocupado Bones, y Simon Pegg es divertidísimo como Scotty. John Cho brilla como un Sulu algo más orientado hacia la acción que versiones anteriores; Zoe Saldana le otorga un toque de modernidad y humanidad a Uhura, y el fallecido Anton Yelchin resalta como Chekov.

El villano interpretado por el siempre subvalorado Eric Bana, un molesto romulano llamado Nero, es algo aburrido, eso es cierto, pero esto no impide que la cinta se convierta en una nueva y emocionante interpretación de historias similares que pudimos ver en la serie de televisión. Sí, el filme se oriente más a la acción que a la reflexión, pero desarrolla muy bien a sus personajes (especialmente Kirk y Spock), y emociona a su público con escenas de tensión expertamente realizadas, y efectos especiales de primera calidad. El Enterprise se luce (nunca antes se había visto tan bien), y la banda sonora de Michael Giacchino combina temas clásicos con música nueva para complementar la acción a la perfección.

Definitivamente no es una película particularmente cerebral, como muchos fanáticos hubiesen querido, pero estuvo lo suficientemente bien hecha como para atraer tanto a los seguidores de la saga, como a un nuevo público, que se convenció de que estos personajes eran emocionantes e interesantes. No es el Star Trek de nuestros padres, pero no tenía que porqué serlo. Lo importante es que comenzó una nueva historia, introdujo una nueva generación de personajes de manera efectiva, y demostró que tenían el potencial de vivir muchas más aventuras nuevas y excitantes. ¿Qué nos traerían las secuelas? Pues habría que esperar un poco para averiguarlo.

Ah, y es imposible hablar de esta película sin mencionar a los infames lensflares (luces que se reflejan con los lentes de la cámara). Sí, Abrams abusó de ellos, pero hasta cierto punto entiendo porqué se obsesionó: le otorgan una cualidad muy espacial, como futurista a la cinta. Pero sí, hubiese agradecido que introdujera un poco menos de estos….

Star Trek en la Oscuridad (2013)



Tuvimos que esperar cuatro años para ver una nueva película de Star Trek… y valió la pena solo para algunos. Star Trek en la Oscuridad fue bien recibido tanto por críticos como por el público en general cuando se estrenó en cines el años 2013, pero los años siguientes no han sido particularmente amables con el filme. Mucho se ha dicho de lo vacía que resultó, de lo malgastado que estuvo Benedict Cumberbatch como el villano principal, de lo tonto que fue darle una identidad en particular a dicho personaje, e incluso de lo machista que resultó ser una escena (la cual involucra a la hermosa Alice Eveen ropa interior). La película terminó siendo más controvertida de lo que muchos esperaban… y no estoy seguro de que esté totalmente justificado.

Sí, definitivamente es inferior a su predecesora, y está llena de problemas, pero admito que disfruté mucho de Star Trek en la Oscuridad. De hecho, recuerdo que me encantó cuando fui a verla al cine, tanto así que la terminé viendo un par de veces más. La historia es algo básica (y por momentos ridícula, si no, consideren un acto de resurrección que se lleva a cabo durante el clímax), y dicha escena de ropa interior es ridículamente gratuita, pero en general se trata de una cinta muy entretenida, visualmente espectacular, y por momentos impresionante.

Todos los personajes del filme anterior están de vuelta, y los nuevos resultan ser bastante carismáticos. Eve interpreta a Carol Marcus, una científica que se involucra con la tripulación del Enterprise, y Cumberbatch interpreta al villano principal (de quien no diré mucho, por si alguien que todavía no ha visto la película está leyendo esto), quien planea destruir a la Federación desde adentro. Lógicamente, nuestros héroes deben detenerlo, lo cual resulta en una cacería en un mundo devastado por la guerra, en una revelación anticlimática, y en una batalla final algo decepcionante.

Visualmente, En la Oscuridad es igual de impresionante que su predecesora, y aunque me entretuvo con sus excelentes escenas de acción y grandes actuaciones, y no, jamás diría que es una mala película a pesar de sus defectos, carece de algo de la magia tan presente en la primera entrega. Entiendo que tenía que hacerle honor a su título, pero me parece que la película es exageradamente oscura por momentos, y a veces de forma innecesaria. Además, trata de copiar los mejores momentos de la incomparable Ira de Khan, lo cual resulta en que se sienta, de rato en rato, como una copia inferior en vez de una producción independiente y original. Entiendo que Abrams y compañía quieran dejarse influenciar por el mejor filme de la saga, pero eso no quiere decir que tengan que hacer un copiar-pegar directo.

En la Oscuridad es fallida, pero cumple como secuela de la superior primera entrega. Desafortunadamente, Abrams no pudo regresar para dirigir la tercera entrega (estaba ya metido de lleno en el mundo de Star Wars), pero su reemplazo parece haber hecho un buen trabajo.

Star Trek Sin Límites (2016)



Esta vez solo hemos tenido que esperar tres años para ver una nueva película de Star Trek. Todos los personajes clásicos están de vuelta — incluso el talentoso Anton Yelchin, quien tristemente falleció hace unos meses, tiempo después de haber filmado la película; que en paz descanse — pero el talento detrás de las cámaras ha cambiado. El director esta vez es Justin Lin (la mente maestra detrás de las más exitosas entregas de la franquicia de Rápidos y Furiosos), y el guión ha sido escrito por Simon Pegg (quien también interpreta a Scotty) y Doug Jung.

¿Qué podemos esperar de Sin Límites? Pues acción de la buena, claro está. Esa es la especialidad de Justin Lin, y por lo que se ha podido ver en los trailers, obtendremos mucha de esta. Pero por lo que se ha revelado en el material promocional, también nos darán una trama que se parecerá más al Star Trek clásico, una que involucrará una misión en el espacio profundo, una misión de exploración y conocimiento. Algo más parecido al Star Trek cerebral de antes, sin sacrificar lo que se ha ganado con la modernización de la franquicia, claro está.

También podemos esperar un tono más ligero que el de En la Oscuridad, lleno de humor. Después de todo, Simon Pegg es un comediante inglés, por lo que no dudamos que tendrá muchos momentos divertidos bajo la manga. Y ahora que el villano será Idris Elba, quien interpreta a Krall, un alienígena mutante, definitivamente veremos a un villano poderoso e intimidante.

Llena de grandes efectos especiales, y con suerte menos lensflares, estoy seguro de que Sin Límites no decepcionará, especialmente porque ha sido muy bien recibida tanto por la crítica norteamericana, como por los fanáticos que habían sido decepcionado por Sin Límites. Definitivamente tendremos que comprobarlo a partir de este jueves 8 de setiembre.

Viaje a las Estrellas



Por supuesto que todavía queda mucho que hablar; de hecho, me gustaría hacer un repaso tanto por las películas clásicas, como por las de la Nueva Generación. Es decir, todos los filmes que se estrenaron antes de esta nueva continuidad. Lo dejaré para otro día (pero lo tendré en mente, no se preocupen). Por el momento, espero que este artículo los haya emocionado por ver esta nueva cinta de Star Trek; estoy seguro que la mayoría la disfrutaremos.

Los dejo, como siempre, con el trailer de la película. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES