Lo mejor de Samuel L. Jackson


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Samuel L. Jackson no es solo uno de los mejores y más famosos actores de su generación, si no también uno de los más prolíficos. La cantidad de películas en las que actúa cada año es impresionante, apareciendo tanto en roles protagónicos, como en papeles más pequeños pero igual de memorables. Previsiblemente, debido a la gran cantidad de producciones en las que actúa, no todas pueden ser joyas, pero la mayoría, al menos, se ven beneficiadas por su hilarante, intimidante, o incluso grosera (en el buen sentido) presencia.

Su más reciente filme es Duro de Cuidar, en el que comparte pantallas como el siempre divertido Ryan Reynolds (Deadpool). Se trata de una cinta de compañeros policías a la antigua, algo así como un 48 horas (Eddie Murphy y Nick Nolte, ¿recuerdan?) para el siglo 21. Dudo que vaya a ser una obra maestra, pero definitivamente se ve como un filme divertido, intenso, y bien actuado. Con el buen Sam Jackson, ¡casi nunca hay falla!

Y es precisamente este estreno el que me brinda la oportunidad de presentarles mis cinco papeles favoritos del gran Samuel L. Jackson. Créanme cuando les digo que no fue fácil escogerlos… ¡ojalá puedan estar de acuerdo con al menos uno de ellos!

Veamos.

5. Shaft (2000)



Shaft es uno de esos personajes clásicos, herederos del blaxploitation de los años 70, que nunca pasará de moda. ¿Y quién mejor que el gran Samuel L. Jackson para interpretarlo en una versión moderna de la clásica historia del policía afroamericano con actitud? De hecho, su interpretación de John Shaft —el sobrino del Shaft original— resultó ser tan popular, que hace unos días anunciaron una secuela que se supone se estrenará en un par de años… ¡y obviamente Jackson estará de vuelta! Dirigida por John Singleton (Boyz N the Hood), la película de Shaft del año 2000 es un filme de acción muy estilizado, tremendamente divertido, y que resalta a pesar de tener una trama algo genérica y previsible. Obviamente, la razón principal es Jackson, quien se divierte de lo lindo en el rol. Definitivamente fue el sucesor perfecto de Richard Roundtree (el Shaft de los 70s… a quien también deberían ver si les gusta este remake).

4. El lamento de la serpiente negra (2006)



¿Un drama intenso sobre tensiones raciales, en el que Jackson interpreta a un viejo ex blusero que secuestra a una chica interpretada por Christina Ricci para “quitarle” sus actitudes promiscuas? Sí, no todo lo que Jackson hace es entretenimiento puro, y El lamento de la serpiente negra es una prueba de ello. Se trata de una película potencialmente controvertida, la cual introduce una premisa algo problemática y hasta por momentos ofensiva, y la desarrolla de la mejor manera posible. El Lazarus de Jackson es un personaje lleno de conflictos internos y mucho arrepentimiento; Jackson hace un gran trabajo interpretándolo como alguien humano, que va cambiando de opinión poco a poco mientras la película avanza. ¿El resultado? Un filme verdaderamente fascinante y muy difícil, pero que premia a su público con un desarrollo de trama inesperado y personajes inolvidables. El lamento de la serpiente negra no es una cinta divertida, precisamente, pero se les quedará grabada en el cerebro por varias semanas después de verla.

3. El protegido (2000)



Otra película que tendrá secuela dentro de unos años (si siguen la carrera de M. Night Shyamalan, y si vieron Split, sabrán a qué me refiero). No obstante, independientemente de qué tan bien vaya a resultar la segunda parte, cabe mencionar que El Protegido es una gran película, de las mejores en la irregular carrera de Shyamalan, y una fascinante deconstrucción de personajes heroícos y con súper poderes. No, no se trata de tu típica película de superhéroes, pero ese es el punto. La relación del Mr Glass de Jackson con el personaje de Bruce Willis, David Dunn, es casi enfermiza, y va cambiando a lo largo de la cinta de manera creíble, tanto gracias al guion de Shyamalan, como al trabajo de Jackson. Basa su interpretación en emociones reales y en la mitología de los personajes, y por ende termina desarrollando a un Glass que estoy seguro seguirá siendo igual de fascinante en la nueva película. O al menos eso espero.

2. Jurassic Park (1993)



Puede que Sam Jackson no sea el protagonista del blockbuster clásico de Spielberg, Jurassic Park, pero eso no la convierte en una película inferior, ni en su actuación en algo innecesario. De hecho, la presencia de Jackson eleva a una cinta que, ya de por sí, está impecablemente dirigida y actuada, especialmente ahora que es un artista mucho más conocido. Sí, el personaje no dura mucho —digamos que tiene un encuentro cercano con un dinosaurio, y encima sucede fuera de pantalla—, pero mientras está, uno no puede dejar de maravillarse con la actitud de Jackson. Honestamente, nunca se me hubiera ocurrido elegirlo como el administrador de un parque de diversiones —adicto al cigarro, además— pero por algo no soy Spielberg. Si nunca han visto la primera entrega de Jurassic Park… no lo hagan por Jackson, necesariamente, pero sí véanla.

1. Tiempos Violentos (1994)



Otra cosa. El clásico del siempre excéntrico Quentin Tarantino es una película sin igual, un filme que juega con las expectativas del público en lo que se refiere a una historia de criminales, asesinatos, y malas palabras. Sí, es una película muy sangrienta —recordemos, justamente, el altercado en el que se meten el Jules de Jackson y el Vincent Vega de John Travoleta en el interior de un carro en movimiento—, y llena de diálogos muy memorables y groseros, pero es precisamente la combinación de elementos —junto con un grupo de personajes inolvidables— la que convierte a Tiempos Violentos en un clásico moderno. Inteligente, intrigante, y brillantemente actuada por todo el mundo, se trata de un filme que definitivamente no es para todos, pero que seguirá siendo disfrutado por miles de personas en años venideros. Ah, ¿y Sam Jackson? Si quieren saber de qué es capaz este talentoso actor, solo miren la escena en la que amenaza a un aparentemente indefenso chico con un supuesto discurso de la biblia (una de las escenas de más recordadas de la cinta). Simplemente brillante.

$%*&(*/!#!#$(



Samuel L. Jackson realmente nos ha presentado personajes verdaderamente entretenidos y memorables en la pantalla grande; estos cinco son solo la punta del Iceberg, por así decirlo, por lo que les recomiendo que le den una buena chequeada a su filmografía. Con todo lo que hace año tras año —no nos olvidemos que forma parte de los Vengadores de Marvel, por ejemplo, o que hizo de Mace Windu en las precuelas de Star Wars—, estoy seguro que encontrarán algo que les llame la atención.

Los dejo con el trailer oficial de Duro de Cuidar. ¡Hasta la próxima!





VER MÁS PUBLICACIONES