El cine de Quentin Tarantino


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



OK, no es que tenga demasiadas. De hecho, Los Ocho Odiosos, películas que se estrena en cines este jueves 21 de enero, es solamente la octava película dirigida por el controvertido cineasta (o la novena, si es que cuenta a Kill Bill como dos películas por separado). Pero eso no ha impedido que se convierta en uno de los directores más admirados (y también repudiados por algunos) en Hollywood.

Es por ello que, aprovechando el estreno de Los Ocho Odiosos, quiero presentarles la filmografía de Tarantino en orden de mi preferencia. Como ya saben, se trata de un lista hecha a MI gusto, por lo que si no están de acuerdo con ella… ¡todo bien! Será excusa para tener una discusión amical (y si es posible, bien argumentada) en las redes sociales.

A ver, aquí vamos. Cúbranse el rostro que por ahí les cae un poco de sangre.

7. Prueba de Muerte



OK, Prueba de Muerte no es una mala película… pero a mi gusto, es la menos memorable en la filmografía del buen Quentin. El diálogo es bueno, como siempre, y la acción es tensa y bastante espectacular (por algo el protagonista es el STUNTMAN (Doble de Acción) Mike). Pero no puedo evitar sentir que el ritmo de la película es errático, que los personajes no son particularmente memorables (al menos en comparación a los que Tarantino nos ha presentando en filmes previos Y posteriores), y que un cambio en particular en la narrativa simplemente no funciona, y más bien se trata de un recurso barato y hasta desesperante por parte del director. No es una cinta terrible… pero en lo que se refiere a Grindhouse, definitivamente prefiero Planet Terror, de su amigo Robert Rodriguez.

6. Jackie Brown



Jackie Brown es la única adaptación jamás escrita por Tarantino — la película está basada en una novela de Elmore Leonard. Quizás es por eso que no se siente igual de “Tarantinezca” que algunas de sus otras producciones. Pero es no importa. Como la protagonista, Pan Grier es simplemente sublime, al igual que el siempre entretenido Samuel L. Jackson. Quizás en estructura se parezca un poco a PulpFiction, pero en general ambas películas tienen tonos muy diferentes—evidentemente Jackie Brown es inferior a aquel famoso filme estrenado en 1994, pero es no quiere decir que se trata de un producto deficiente. Todo lo contrario—a pesar de estar en el puesto #6 de mi lista, se trata de una cinta increíblemente divertida y memorable.

5. Kill Bill



Acá entramos a territorio peligroso—me gustan tanto las películas de Tarantino, que poner a Kill Bill (los dos volúmenes en una sola entrada) en el puesto 5 de la lista puede sentirse algo… no sé, sacrílego, por exagerar un poco. Pero eso se debe más a lo extraordinaria que es la filmografía del director, que a alguna deficiencia que pueda tener el filme. Ahora, pongo a las dos cintas en un mismo saco porque creo que esa es la mejor manera de disfrutar esta historia en particular—viendo las dos películas seguidas. El volumen 1 es la película más entretenida, divertida y sangrienta de las dos, pero carece de una conclusión bien definida, mientras que el volumen 2 tiene mejor diálogo y es más seria, pero no funciona sin haber visto la primera entrega. Con sus personajes memorables e increíble uso de la música, Kill Bill es uno de los proyectos más ambiciosos de Tarantino. A ver si de verdad llega a estrenar el tan esperado volumen 3.

4. Django sin Cadenas



Django sin Cadenas es una Western con elementos de explotación, un filme tremendamente sangriento y hasta por momentos cómico sobre un tema terriblemente serio. Se trata de una historia muy entretenida, pero que a la vez SABE cuando tomarse en serio a sí misma. La esclavitud es un tema complejo y difícil, pero bajo la dirección de Tarantino, es presentado en un filme realmente entretenido y audiovisualmente impresionante. Las actuaciones de Jamie Foxx y Leonardo DiCaprio en particular (véase la escena en donde se hiere la mano (¡DE VERDAD!) y mancha la cara de Kerry Washington con su sangre) son espectaculares, y la violencia y el drama son escenificados con extremo cuidado. Una película fuerte, pero muy recomendable.

3. Bastardos sin gloria



Solo Quentin Tarantino sería capaz de reescribir la historia de una manera tan entretenida, ridícula y efectiva. No quiero arruinarle ninguna sorpresa a aquellos que todavía no hayan visto esta (casi) obra maestra — solo basta con decir que el guión de Tarantino está lleno de sorpresas, a pesar de desarrollarse en una terrible época de la historia mundial, y de tener como antagonista a uno de los personajes más malvados de la vida real: Adolf Hitler. El guión está lleno de momentos y diálogos memorables (ver a un Brad Pitt tratar de hablar italiano mientras interpreta a un americano sureño simplemente me mató de risa), violencia extrema (¿qué esperaban?) y un final verdaderamente satisfactorio. Para verla más de una vez.

2. Perros del depósito



El primer largometraje dirigido por Quentin Tarantino sigue siendo uno de sus mejores. Sí, se nota desde la primera escena que fue realizado con un presupuesto más reducido, pero considerando lo excelente que es el guión, y lo efectivas que son las actuaciones (el británico Tim Roth, quien también aparece en Los Ocho Odiosos, es particularmente bueno), eso importa muy poco. Perro del Depósito es un claro ejemplo de lo que Tarantino tenía en mente para su futura filmografía: diálogos rápidos e inteligentes, extrema violencia, y escenas llenas de tensión y suspenso. Las locaciones son pocas, y la acción es mínima, pero la cinta sigue siendo una de las producciones más tensas que jamás haya visto. Si quieren saber como fue el primer filme de Tarantino, no duden en verla—se darán cuenta que el hombre es tan talentoso, que no hay mayores diferencias de calidad entre su primer esfuerzo y sus películas más recientes.

1. Pulp Fiction



Pulp Fiction (o Tiempos Violentos, como fue estrenada en Latinoamérica) es, de todas maneras, mi película favorita de Quentin Tarantino. Tanto así, que la he visto en DVD, Blu-ray, e incluso una vez hace años que la reestrenaron en los cines limeños. La trama involucra una serie de personajes cuyas historias propias se van entrelazando de maneras tanto inesperadas como sumamente entretenidas, y cada uno de ellos logra transmitir diferentes emociones y participar en escenas realmente chocantes. John Travolta (sí, el del meme confundido que se puso de moda a fines de 2015) y Samuel L. Jackson, como Vincent y Jules, respectivamente, son particularmente memorables como dos matones muy habladores (véase la sublime escena del discurso de la biblia de Jules), y el guión, coescrito por Roger Avary, está lleno de diálogos ridículamente citables y momentos que han pasado a formar parte de cultura popular occidental. Una obra maestra.

Para verlas en el cine



Y esa fue mi lista de las películas de Quentin Tarantino. No se olviden que este 21 de enero se estrena Los Ocho Odiosos. Si algo podemos asumir, es que la película tendrá todos los elementos que uno espera de una producción del buen Quentin: violencia, sangre, lisuras, y diálogo divertido e inteligente. Definitivamente se trata de una de mis películas más esperadas del año.

Eso es todo por esta semana. Los dejo con el trailer oficial de la película… ¡nos vemos en el cine!





VER MÁS PUBLICACIONES