¡Princesas de Disney!


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



OK, Moana no es una princesa, necesariamente. Pero sí es una protagonista femenina fuerte y valiente de una película animada de Disney (no Pixar), por lo que, hasta cierto punto, podría considerase como tal (y hey, todavía no veo la cinta, por lo que quizás termine convirtiéndose en princesa… ¡veremos!)

El punto es que la película se ve realmente prometedora —visualmente espectacular, como uno esperaría de cualquier producción animada de la compañía del ratón, pero también muy graciosa y bien actuada. Todo lo que quiero es que la estrenen en su versión subtitulada… ¡realmente quiero escuchar la voz de La Roca (Dwayne Johnson) y las canciones de Lin-Manuel Miranda (Hamilton) en su versión original!

Pero me estoy desviando del tema. Lo que quiero hacer esta semana es aprovechar el estreno de Moana, las más reciente película animada de Disney, llena de canciones y personajes entrañables, para presentar a mis diez princesas de Disney favoritas. Porque aunque a muchos nos gustaría admitir que no vemos estos filmes, y que las princesas de películas tanto antiguas como contemporáneas nos importan poco, la realidad es que las vemos y las disfrutamos. Hey, a mi Frozen me gustó. (Aunque como soy una niña de seis años, no la terminé viendo 150 veces).

¡Veamos!

Mención (des)honrosa: Aurora (La Bella Durmiente)



Se pasó la película entera durmiendo, y se casa con el primer tío que la besa para despertarla. Aurora definitivamente no es un modelo a seguir.

10. Mérida (Valiente)



OK, OK, es la protagonista de una película de Pixar, pero Disney es dueño de Pixar, y cuando uno compra merchandising, la cuentan como princesa, así que… había que tomarla en cuenta (además, sin ella no llegaba a los 10, así que…) Sí, es engreída y no particularmente entrañable, pero es muy buena con el arco y flecha, y al final se arrepiente de sus errores, así que no está del todo mal. (Eso, y su pelo es alucinante).

9. Blancanieves (Blancanieves)



Considerando que vivió con siete enanos por tanto tiempo, es un milagro que se haya mantenido relativamente cuerda. Aunque pensándolo bien, le aceptó una manzana a una vieja horrible en medio de la noche, así que quizás no estaba del todo bien. En todo caso, Blancanieves canta y baila muy bien, y protagonizó la primera película animada de Disney, así que había que honrarla sí o sí. Con el puesto 8. De 10. Algo es algo….

8. Cenicienta (Cenicienta)



Una clásica princesa para una clásica historia. Todos conocen a Cenicienta, su hada madrina, y toda la cuestión con el zapato de cristal. Y aunque Cenicienta no es la princesa más valiente del grupo, al menos tuvo el valor de ir a la fiesta (con la ayuda de su hada y…. unos ratones) del príncipe a pesar de que se lo prohibieron.

7. Ariel (La Sirenita)



Su amigo cangrejo se llama igual que yo. Eso debería ser razón suficiente para incluirla. Pero hablando en serio, Ariel es de las princesas más carismáticas y divertidas de Disney, por lo que no veía razón para no incluirla. Eso sí, no le recomendaría seguir tratando de peinarse con un tenedor…

6. Rapunzel (Tangled)



Antes de Frozen, tuvimos Tangled, la historia clásica de Rapunzel con el toque mágico de Disney. Y aunque no fue el tremendo éxito que fue Frozen, se trata de una graciosa y entretenida cinta animada, en buena parte gracias a Rapunzel, quizás una de las princesas menos elegantes del grupo, pero también una de las más carismáticas.

5. Belle (La Bella y la Bestia)



Podría decir muchos chistes sobre el síndrome de Estocolmo. Estoy seguro que se los saben de memoria. Así que no los diré. Pero hey, al menos Belle logró enamorarse de una bestia horrible, y su honestidad (y… uhm… ¿mal gusto?) fueron recompensados con un cambio estético para su gran amor. Eso, y le gusta leer. Eso la convierte en alguien infinitamente más interesante que tu princesa promedio.

4. Elsa (Frozen)



Elsa tiene súper poderes. Puede convertir todo en hielo. ¿Qué más quieren? A diferencia de otras princesas, se puede defender por sí sola, y aunque se la pasa encerrada en su castillo estilo Superman por buena parte de la película, convirtiéndose en una suerte de villana, incluso al final se redime, así que todo bien. (Uhm… ¿spoilers? No, ¿no? Todo el mundo ya vio Frozen).

3. Tiana (La Princesa y la Rana)



He aquí la última película de animación 2D que jamás produjo Disney, una de sus menos vistas, pero definitivamente una de sus más subvaloradas y progresistas. Tiana es la primera princesa Disney afroamericana, pero felizmente esto no es algo que DEFINA al personaje. Ella es fuerte, valiente y carismática, y aunque besó a una rana (ugh), creo que tiene suficientes cualidades reales como para que califique.

2. Jazmín (Aladino)



“No soy un premio para ser ganado”. Muy bien dicho, Jazmín, especialmente considerando que este dialogo fue escrito en los años 90, tiempos bastante menos progresistas que los que vivimos hoy en día. Sí, yo sé que quizás no es la chica más observadora del mundo (¿cómo es que no se dio cuenta que Aladino y el príncipe Ali eran los mismos?), pero esto lo compensa con su valentía, fortaleza, y habilidad para cantar mientras vuela en una alfombra mágica con su verdadero amor. No todos podemos hacer algo así.

1. Mulan (Mulan)



Mulan es una GUERRERA. Mulan no cree en los mandones, los bullies o la opresión de hombres que se juran superiores a ella. En pocas palabras, Mulan es una princesa en más que el sentido estético o superficial: es alguien que lucha por su gente, y si para hacerlo es necesario hacerse pasar por hombres, pues que sea así. Es por ello que me parece la mejor princesa Disney que hemos visto hasta ahora. (Y lo bueno es que el aspecto romántico del filme no le substrae nada al personaje).

Moana



¿En qué puesto quedaría Moana en esta lista? Pues lo tendremos que averiguar desde este jueves en los cines. No sé ustedes, pero yo estoy bastante emocionado por ver la película.





VER MÁS PUBLICACIONES