Nostalgia por los Power Rangers


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Soy un millenial, un chico de los noventas (nacido en 1990, para ser más exactos) y por ende, alguien que creció con los Power Rangers en la televisión. Era tan fanático de estos personajes cuando tenía entre 5 y 6 años, de hecho, que tenía varias figuras de acción, coleccionaba los álbumes de figuritas, y fui muy emocionado a ver la primera película al cine (comprensiblemente, mi madre se quedó dormida). La primera serie (o temporada) de los Power Rangers es una parte muy importante de mi infancia, la cual me trae muchos recuerdos felices y divertidos.

Habiendo dicho todo esto, deben entender por qué estoy tan emocionado por ver el nuevo reboot que se estrena en cines este jueves. La primera película no fue buena precisamente, pero funciona porque agarraron un concepto cursi y barato y lo convirtieron en algo un poquito mejor cuidado, con mucho más presupuesto. Pero bueno, ahora que han pasado tantos años, realmente tendremos una película con mayores ambiciones, llena de efectos visuales impresionantes, actuaciones más creíbles, y una visión algo más realista y oscura de estos personajes. ¿Por qué no habría de estar emocionado?

Y es precisamente por todo esto que quiero aprovechar para hacer un breve repaso por todo lo que significó los Power Rangers para mi: la primera seria, las dos películas que se estrenaron en cines en los años 90, y por supuesto, todo lo que espero del nuevo filme dirigido por Dean Israelite (Bienvenidos al Ayer).

¡Veamos!

La serie original



Realmente no puedo enfatizar lo mucho que disfrutaba de esta serie cuando era pequeño. Fue el primer producto audiovisual no animado que consumí, por mucho que pareciese una caricatura por momentos. Fue, también, mi introducción a los súper héroes, de alguna u otra forma; antes de que conociese a Batman, Superman o Spider-man, tuve a los Power Rangers. E incluso fue una suerte de introducción a la cultura japonesa, lo cual me llevó, más adelante, a consumir animes como Dragon Ball, Saint Seiya o Pokémon. Después de todo, esta serie es en realidad una versión americanizada de los Super Sentai, un show japonés de similar concepto, pero con otros personajes y otro tema. De hecho, las escenas donde vemos a los personajes sin usar trajes fueron grabadas en Estados Unidos, pero todas las escenas de pelea o de robots gigantes son extraídas directamente de Super Sentai.

Y sí, los Power Rangers, especialmente en su primera serie, son increíblemente cursis. Hablan mucho sobre la amistad y el amor y la valentía y muchos otros conceptos importantes para los niños, pero a la vez resuelven todo con violencia —no se preocupen, cada vez que matan a un monstruo, en vez de morir, este explota, con chispas y todo. Las peleas entre robots (o mejor dicho, Zords) gigantes y monstruos claramente involucran a gente disfrazada en medio de una maqueta mal hecha, y los arcos de personaje son súper simples, y hasta por momentos sonsos.

Pero no sé, la serie tiene cierto encanto noventero muy especial, desde el look de los chicos y las chicas, hasta el lenguaje que usan y la calidad de la imagen. Podría resultar algo violento para algunos, pero es violencia censurada, sin muchas consecuencias, y sin sangre ni nada demasiado explícito. Los Rangers en sí son adolescente noventeros típicos (tenemos a Billy, el nerd, por ejemplo, o a Kimberly, la chica rosa… ¡por eso su traje es rosa!), pero personajes como Zordon, Alpha 5 o villanos como Rita Repulsa o el Lord Zedd son inmediatamente icónicos. No, los Power Rangers no constituyen entretenimiento bien hecho, necesariamente, o inteligente, pero tienen ALGO que los volvió parte importante de la cultura pop de los años 90. No puedo dejar de admitir que me encantaron, y que hasta ahora, tienen un sitio especial en mi mente.

Power Rangers: La Película



Es por todo ello que de pequeño estaba ridículamente emocionado por ver su primera película para cines. Los actores iban a ser los mismos, al igual que los personajes (todos están de vuelta, desde los Ranger hasta Zordon, Alpha 5, Rita, Zedd, Bulk y Skull), pero el filme introduciría un nuevo antagonista, quizás el más formidable hasta ese momento: el carismático y asqueroso Ivan Ooze (interpretado por Paul Freeman, famoso por hacer de Belloq, el archienemigo de Indiana Jones en Los Cazadores del Arca Perdida… ¡quién se hubiese imaginado!). Además, el presupuesto iba a ser mucho más alto, lo que le permitiría a la producción tener mejores escenarios, efectos visuales de primera, y hasta mejores trajes para los Rangers.

Y si consideramos a la película en términos de valores de producción, sí, definitivamente es superior a la serie de televisión. Esta vez no hay nada extraído de Super Sentai; todo es 100% original, grabado en Australia por cineastas norteamericanos. Las peleas se ven mucho mejor, los efectos especiales digitales son buenos para la época, y los trajes parecen más armaduras de combate que vestiduras de lana o spándex. Se ve bastante bien, especialmente si consideramos que no mucha gente se tomaba muy en serio la franquicia en aquella época.

Pero es en el guión donde la película falla un poco. Tratan de introducir chistes un poco más maduros o arcos de personaje un poco más complejos, pero en general, Power Rangers: La Película es igual de profunda que la serie de televisión; o sea, no lo es. Es entretenida, y definitivamente funciona para los fanáticos, pero no es capaz de atraer a un público más grande, como lo hacen las películas de Marvel o DC en estas épocas. Me encantó de niño, no lo lo voy a negar, y cuando la veo ahora todavía logra mantenerme entretenido, pero ¿buena BUENA? No, no lo es. Es nostalgia pura y dura, hay que admitirlo. Pero hey, ¡funciona!

Turbo: Una película de Power Rangers



Como la primera película no fue el éxito que la productora esperaba —no le fue MAL, pero tampoco le fue INCREÍBLE—, el presupuesto fue reducido para la secuela. El resultado final fue Turbo: Una Película de Power Rangers, que manejó valores de producción similares a los de la serie de televisión. Es decir, en vez de tener efectos digitales impresionantes, grandes escenarios y locaciones exóticas, se regresó al uso de maquetas y gente disfrazada. En todo caso, combina mejor con la serie, porque a diferencia de la primera cinta, sí pertenece a la misma continuidad que el show de televisión.

De hecho, la película funciona muy bien como transición entre series, para introducir a los nuevos Power Rangers (los Turbo) y a un nuevo grupo de villanos (como la poderosa Divatox). No obstante, el problema es que, incluso de manera más grave que su predecesora, la cinta NO funciona para aquellos que no son fanáticos de los Power Rangers, o los que no han visto la serie. Hay demasiados huecos en la trama, cosas que no tienen sentido o que nunca son explicadas, ausencias o personajes que jamás son justificados, y en general muchos aspectos de la narrativa que han sido descuidados, porque los guionistas asumen que los espectadores han visto los episodios previos de la serie, o verán lo siguiente.

Ah, ¿y mencioné que la película no tiene un final? Si quieren saber lo que sucede a continuación… ¡tienen que ver el show de televisión! Para sorpresa de nadie, le fue incluso peor que a la producción previa en la taquilla, por lo que terminó siendo la última película de estos personajes en estrenarse en cines. Una verdadera pena.

¡Modernizados!



Lo cual nos lleva al renacimiento de los Power Rangers en el cine. Sí, estoy consciente de que tuvieron muchas más series y temporadas en la pantalla chica (es más, todavía siguen pasándose en TV), pero esta nueva película de los Power Rangers representa un nuevo intento de volverlos más importantes para la cultura popular contemporánea. Lo que el director Dean Israelite y el equipo de Saba Entertainment quieren hacer, es construir una franquicia enorme, algo así como lo que Marvel está haciendo con sus personajes de cómics.

Y qué mejor manera de hacer esto que reviviendo a los Rangers de la primera serie, solo que con otros actores, por supuesto. Esta vez, Jason, Trini, Kimberly, Zack y Billy son interpretados por adolescentes (o al menos jóvenes) de verdad, no por actores que parecen tener 30 años o más. La idea es presentar un concepto, una historia que se sienta más oscura, más realista, pero sin perder el sentido del humor, o los elementos más fantásticos que han caracterizado a esta saga. Esto se nota en los trailers, lo cuales presentan un elemento de peligro muy claro, pero también ciertos chistes o momentos ligeros como para dejar en claro que, a pesar de tomarse en serio, la película no seria demasiaaaaado seria. Son los Power Rangers, después de todo.

Evidentemente los efectos visuales serán impresionantes. Todos los Zords serán digitales, al igual que los trajes, que ahora en vez de ser armaduras o trajes de spándex, son más tiende carácter orgánico, alienígena; si recuerdan bien el avance, como que van creciendoo poco a poco alrededor de la persona, hasta cubrirlos por completo. Es un concepto distinto, sí, pero lo bueno es que los diseños respetan mucho a lo que vimos en la primera serie y la primera película, viéndose un poquito más modernos y vistosos.

¿Y mencioné que Brian Cranston, el mismísimo Heinseberg, hará de Zordon, el líder de los Rangers? Pues sí, como haciendo tributo a uno de sus primeros trabajos —él hizo la voz de uno de los villanos en la serie— tendrá una aparición muy memorable en esta nueva película. Hey, si tenemos a Heinseberg en la película, no puede estar del todo mal.



En pocas palabras, la nueva cinta de los Power Rangers promete mucho: mejores actuaciones —¡estos chicos son profesionales!; y además tenemos a Cranston, y a Elizabeth Banks como Rita Repulsa—, efectos especiales de primera, grandes combates, y cambios en el concepto que lo hacen más moderno, más creíble. El guiónesta en veremos, por así decirlo, pero habiendo visto todos los trailers, no puedo dejar de admitir que estoy muy emocionado por ver este filme. Puede que sea la nostalgia dentro de mí, pero le tengo fe. No estoy esperando una obra maestra ni mucho menos, pero si cumple con mis expectativas de fanático y me divierte, estaré más que satisfecho.

Los Exploradores de Poder

No se olvide que la nueva película de los Power Rangers se estrena este jueves en todos los cines. Si son fanáticos de la serie, si tienen hijos e hijas, si quieren ver algo entretenido y colorido, o si simplemente le tienen mucha nostalgia a la franquicia, como yo, no deben dejar de ir a verla. ¡Ojalá no decepcione!

Los dejo con el trailer oficial de Power Rangers. Hasta la próxima semana.





VER MÁS PUBLICACIONES