El Planeta de los Simios


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



El Planeta de los Simios es una de las franquicias más queridas y famosas; aunque no lo crean, es más antigua que Star Wars, por ejemplo, y aunque ha pasado por algunos momentos oscuros, por así decirlo, ha resurgido gracias al reboot que vimos hace unos años (no, no me refiero a la versión con Mark Wahlberg, aunque hablaré un poco sobre eso más adelante). Al parecer, no importa cuantos años pasen, el púbico siempre querrá ver a estos simios en la pantalla grande.

Es por ello que este jueves se estrena El Planeta de los Simios: La Guerra, la tercera entrega de la franquicia “reseteada", dirigida por el talentoso Matt Reeves, quien se encargó de dirigir la entrega anterior también, y que dentro de poco se encargará de dirigir a Ben Affleck en The Batman. Se trata de un filme con mucho potencial, que ha sido muy bien recibido por tanto el público como la crítica en el resto del mundo, y que parece ser de las pocas terceras partes que superan a sus predecesoras. ¡Hay muchas razones para estar emocionados por verla!

Así que, como antesala al estreno de El Planeta de los Simios: La Guerra, les traigo un breve repaso por la historia de la franquicia. Lamentablemente, debido a cuestiones de espacio, tendré que saltearme las secuelas de la cinta original (¡será excusa para redactar un nuevo artículo más adelante!), por lo que me concentrará en el resto de filmes, lo cual, dentro de todo, tampoco está tan mal.

Veamos.

El Planeta de los Simios (1968)



Del creador de The Twilight Zone, esta es la película que lo comenzó todo. Supongo que puedo mencionar spoilers de una película tan antigua, pero por si acaso, si no la han visto todavía, dejen de leer —esto se debe a que El Planeta de los Simios tiene una sorpresa TAN genial, que si no saben cuál es, MERECEN ver la película sin que nadie se las malogre. Aquellos que ya la vimos, sin embargo, no podemos dejar de recordar la primera vez que lo hicimos, y lo sorprendidos que quedamos. Lo mejor es que el giro final de la trama —el personaje de Charlton Heston estaba, en realidad, en la Tierra, y no en un nuevo planeta— hace que el resto del filme mejore, en vez de quitarle encanto o inteligencia. Y eso que ya de por sí El Planeta de los Simios es una gran cinta, llena de diálogo memorable, un INCREÍBLE trabajo de maquillaje para la época, y sets muy creíbles. Por algo es un clásico —incluso tantos años después de su estreno original, se disfruta mucho, la esté viendo por primera vez, o por decimoquinta.

El Planeta de los Simios (2001)



A principios de la década pasada, la franquicia estaba en pausa, por lo que una nueva versión, un reboot, sonaba como una buena idea. Además, ¿quién mejor que el talentosísimo Tim Burton para contar esta historia de una manera fresca, innovadora, entretenida y hasta un poco oscura? Desgraciadamente, el filme terminó siendo una decepción total. Ahora, no es que El Planeta de los Simios del 2001 sea un desastre absoluto. Sí, la actuación de Marky Mark no es la mejor, y sí, el nuevo giro final es HORRIBLE y no tiene nada de sentido, pero también ya cosas que funcionan. En principio, el maquillaje usado para los simios es A1, de lo mejor que he visto en cualquier película de gran presupuesto, y los efectos visuales son muy buenos también. Y hecho, durante la primera hora de metraje, la cinta no está del todo mal —es durante el último tercio que todo se va al diablo. Es una pena; Burton tuvo la oportunidad de crear algo interesante, pero la desaprovechó. Tendrían que pasar diez años más para que la franquicia resurja de verdad.

El planeta de los Simios: (R)Evolución (2011)



El director Rupert Wyatt y sus guionistas tuvieron la idea de correcta para revivir a la franquicia —en vez de contar la misma historia que la película original o que la versión de Tim Burton, ¿por qué no mejor hacer una precuela? Y eso fue lo que hicieron —el chiste de El planeta de los Simios: (R)Evolución es que se lleva a cabo en un Planeta Tierra similar al nuestro, mucho antes de que los simios se convirtieran en la especie predominante. De hecho, nos cuenta la historia de César, un chimpancé súper inteligente que, eventualmente, lidera una revolución de simios. Es una manera inteligente de rendirle tributo a los filmes anteriores, “resetear" la continuidad, y hacer algo original. (R)Evolución es un filme inteligente y muy entretenido, protagonizado por un efectivo James Franco, y por un genial Andy Serkis, quien a través de la tecnología de captura de movimiento, convierte al César digital en un personaje de verdad, entrañable, emotivo, verosímil. En fin, es una muy buena cinta, la cual, para sorpresa de muchos, sería superada por una secuela….

El Planeta de los Simios: Confrontación (2014)



Dirigida por Matt Reeves (Cloverfield), Confrontación es la continuación natural de (R)Evolución: los simios se enfrentan a los humanos en un futuro distópico, cada vez acercándose más a la realidad de la película original. Lo que hace tan genial a Confrontación es la caracterización de los simios; uno realmente puede relacionarse con César y su conflicto, y realmente se llega a encariñar con sus compañeros. Sí, los humanos también están presentes, y actores de la talla de Jason Clarke, Gary Oldman y Keri Russell dan buenas actuaciones, pero el César de Serkis (nuevamente está genial) y sus amigos son las verdaderas estrellas el show. ¿Y mencioné que las escenas de acción son tensas, estilizadas, y están filmadas con claridad? El filme es intenso y visualmente espectacular, y continua lo que su predecesor hizo, desarrollando la historia de manera coherente e intrigante. Confrontación hace lo que toda buena secuela debería hacer, y lo que lamentablemente pocas continuaciones tienen el valor de hacer.

El Planeta de los Simios: La Guerra (2017)



Sé que la película tiene la palabra GUERRA en el título, pero por todo lo que sé de ella, por favor les imploro: no vayan a verla pensando que disfrutarán de una súper confrontación llena de acción, estilo película épica. Eso no lo es lo que hace este filme; prepárense para ver algo más emotivo, más íntimo, más relacionado al odio que le tiene César a los humanos, más relacionado al odio que le tienen los humanos a los simios, y cómo los maltratan, cómo los esclavizan. El Planeta de los Simios: La Guerra, a pesar de su título, no es una película de acción, es mucho más. Yo iré a verla esperando una culminación emocional de todo lo que hemos experimentado con estos personajes, no violencia descerebrada sin sentido; he leído varios comentarios negativos en Internet sobre la película, de gente que esperaba ver más acción y que por ende odió el filme porque “es lento”. A veces un GRAN filme puede ser arruinado por las expectativas incorrectas; yo creo que si van a ver El Planeta de los Simios: La Guerra con la mentalidad adecuada, podrán llevarse una muy grata sorpresa. (¡Eso espero al menos!)

¿Regresarán los Simios?



Como se pueden haber dado cuenta, El Planeta de los Simios es una franquicia que ha sido interpretada de diferentes maneras, y que tiene el potencial de contar diversas historias, en diferentes contextos y con destinos personajes. Mucho se ha dicho de que La Guerra será la tercera y última película de esta nueva versión, pero si le van tan bien como a sus predecesoras tanto financiera como críticamente… ¡quién sabe! De repente podremos ver más de estas películas en un futuro cercano. Si mantienen el mismo nivel de calidad, ciertamente no me molestaría.

Los dejo con el trailer de El Planeta de los Simios: La Guerra; no se olviden de ir a verla desde este jueves. ¡Hasta la próxima!





VER MÁS PUBLICACIONES