Las mejores películas basadas en video-juegos


Sebastián Zavala

Comunicador Audiovisual y Fotógrafo
Blogger Oficial



Esta semana tenemos un nuevo estreno lleno de adrenalina y acción: Hitman: Agente 47, protagonizado por un calvo Rupert Friend (Homeland) y Zachary Quinto (Star Trek.) Aquellos que juegan video-juegos con frecuencia (como yo), sabrán que la película está basada en la franquicia Hitman, la cual tiene títulos en plataformas como el PlayStation 2, GameCube y hasta el PlayStation 3. Son juegos en donde uno controla a un invencible Agente llamado 47, quien usa el sigilo y la astucia para enfrentarse a sus enemigos.

Se trata de una serie de video-juegos muy famosa, tanto así que ya ha tenido una adaptación previa a la pantalla grande: Hitman, del 2007, estuvo protagonizada por Timothy Olyphant (Duro de Matar 4.0), y fue una película de acción bastante buena. Pero lamentablemente ese no es siempre el caso; de hecho, muchas adaptaciones cinematográficas de video-juegos han sido completos desastres. Desde Super Mario Brothers hasta Doom, estas películas han manchado la reputación de sus fuentes de inspiración, y muchas veces tienen muy poco que ver con las tramas o los personajes de los juegos.

Es por ello que creo que vale la pena hacer una pequeña recopilación de las mejores adaptaciones de video-juegos que hayan salido en los cines. Me temo que no será una lista muy larga, pero les aseguro que la mayoría de estas películas valen la pena ser vistas (al menos una vez) por los fanáticos de sus respectivos video-juegos. Veamos.

Mortal Kombat



Hasta hace unos años, Mortal Kombat, de Paul W.S. Anderson (no confundir con Paul Thomas Anderson, por favor) era el referente para cuando uno hablaba de buenas adaptaciones de video-juegos al cine. Y aunque ahora hay películas superiores, viéndola años después de su estreno, sigue siendo bastante entretenida. Es cierto, sus efectos digitales son bastante primitivos, y es cierto, al tener una calificación para Mayores de 13 años, no nos presenta con ninguno de los Fatalities que hicieron tan infame a las primeras entregas de la franquicia para el Super Nintendo y el Sega Genesis, pero a la vez logra capturar el espíritu del juego a la perfección.

Como Liu Kang, Robin Shou es perfecto, y el Raiden de Christopher Lambert es sarcástico y poderoso, pero definitivamente son los villanos quienes se roban la película. Como Shang Tsung, Cary-Hiroyuki Tagawa (a quien vimos años después en Memorias de una Geisha) es increíblemente intimidante sin recurrir a la sobre-actuación, y los efectos animatrónicos para traer a la vida al fuertísimo Goro son realmente impresionantes. Mortal Kombat no es ni particularmente inteligente ni particularmente compleja, pero lo que sí logra hacer, es divertirnos.

P.D.: ¿Cómo olvidarnos de la canción principal compuesta por George S. Clinton? ¡MORTAL KOMBAAAAT!

Lara Croft: Tomb Raider



Angelina Jolie ha demostrado, a través de los años, ser una artista muy talentosa. Ha participado en varias cintas dramáticas de prestigio, e incluso ha logrado dirigir películas con bastante éxito. Pero si hay un rol para el que se puede decir que nació, es el de Lara Croft.

Ahora, sabemos que el personaje (o al menos su versión noventera) es más famoso por sus… atributos delanteros. Y de hecho eso es algo que fue modificado en Jolie para interpretar a la arqueóloga aventurera. Pero a la vez, lo que logra hacer esta adaptación multimillonaria dirigida por Simon West (Con Air) es capturar el espíritu del juego sin ser una adaptación 100% a alguna de las entregas para el PlayStation. La película está llena de secuencias muy efectivas de acción, grandes efectos especiales, personajes memorables (cómo olvidar al fiel mayordomo de Lara, a su compañero experto en tecnología, e incluso a su rival interpretado por un joven Daniel Craig) y una palpable sensación de aventura y diversión. Y por supuesto, está la sensualidad de Jolie, la cual desborda sin ser necesariamente erótica (después de todo, es una película, nuevamente, para mayores de 13.) No es El Ciudadano Kane de las películas de video-juegos, pero está buena para pasar el rato.

Final Fantasy: El Espíritu en Nosotros



Por favor tengan en cuenta lo siguiente: yo sé que Final Fantasy: El Espíritu en Nosotros tiene muy poco que ver con los video-juegos en los que supuestamente se basa. Yo sé que los fanáticos de la serie estuvieron muy decepcionados por esto, y que es precisamente por ello que la película fue un fracaso en la taquilla. Como adaptación, es pésima… pero como película de ciencia-ficción, y como un hito en el avance de la tecnología de captura de movimiento y la realización de humanos completamente sintéticos, es todo un éxito.

La película está protagonizada por la Dra. Aki Ross (Ming-Na Wen) y el Doctor Sid (Donald Sutherland), dos científicos que en un futuro post-apocalíptico tratan de salvar a nuestra tierra de unos alienígenas mortales llamados los Phantoms. No se trata de una premisa particularmente original, pero la película funciona gracias a sus cualidades visuales impactantes, buenas actuaciones de voz, tensas secuencias de acción y mitología bien desarrollada. Creo que si la ven con cero expectativas, quitándose el nombre de Final Fantasy de la cabeza, la pueden disfrutar. Quizás hubiese sido mejor idea estrenarla con otro nombre….

Silent Hill



Para mí, esta es probablemente la mejor adaptación cinematográfica de un video-juego hasta ahora (mientras menos se hable de la secuela, mejor.) Dirigida por Christoph Gans (Pacto con Lobos), Silent Hill es una película lúgubre, tensa, escalofriante, atmosférica, bien diseñada, decentemente actuada y muy respetuosa hacia su fuente de inspiración.

De hecho, creo que esta cinta logra crear ese balance que muy pocas otras han logrado obtener: ser una buena película, comprensible para cualquier público, y ser una buena adaptación de un video-juego. Las referencias a las primeras dos entregas para el PlayStation son múltiples, y con sus efectos visuales impresionantes, excelente recreación del pueblo de Silent Hill, y aparición de famosos personajes como Pyramid Head o las Enfermeras, el filme captura el espíritu y atmósfera de los juegos a la perfección. Quizás el guión es algo confuso, y quizás sea muy sangrienta para algunos (especialmente durante el clímax), pero es lo mejor que tenemos hasta ahora.

Hitman



Este quizás es más un placer culposo que otra cosa. El guión (de Skip Woods, quien también se ha encargado de escribir la nueva versión) es confuso, la acción es excesiva, el diálogo es tonto y la trama casi inexistente. Pero a la vez, y a pesar de no contener demasiadas secuencias de sigilo, Hitman me recordó a los juegos (especialmente a Silent Assassin, el cual tengo para GameCube) y me divirtió a pesar de tener momentos bastante incoherentes (como la pelea de espadas.)

Como el agente del título. Timothy Olyphant es muy bueno; frío y sin escrúpulos. La sexy Olga Kurylenko (quien para mí ha dado su mejor actuación en Quantum of Solace, y quien fue lo único bueno de Max Payne) le inyecta sensualidad y peligro a la historia, y aunque las escenas de acción son exageradas, no puedo dejar de admitir que me emocionaron. Hitman no es una gran película, pero considerándola como blockbuster palomero y nada más, no está del todo mal.

Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo



Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo, fue la primera adaptación de un video-juego verdaderamente millonaria (presupuesto: $200 millones de dólares) y con gente de talento involucrada tanto detrás (el director, Mike Newell, se encargó también de la cuarta entrega de Harry Potter, y el productor, Jerry Bruckheimer, de la franquicia de Piratas del Caribe) como delante de cámaras (Jake Gyllenhaal, Gemma Arterton, Ben Kingsley, Alfred Molina…) Lamentablemente, fue un fracaso comercial, pero eso no quiere decir que sea una mala película.

Dejando las controversias a un lado (tenemos al muy Americano Jake Gyllenhaal interpretando a un Persa), Las Arenas del Tiempo es una película muy entretenida, visualmente interesante, emocionante y fiel a los video-juegos. El concepto es básicamente el mismo que el del reboot del 2003 para PlayStation 2 y GameCube, y muchas de las secuencias de parkour parecen haber sido sacadas directamente de una consola. Jake Gyllenhaal, musculoso pero ágil, interpreta al protagonista con profesionalismo, y la encantadora Gemma Arterton es suficientemente terca y sarcástica como la Princesa. No se trata de una película particularmente memorable, y el final es algo decepcionante, pero como blockbuster, es realmente divertida, casi tan buena como Silent Hill (pero sin llegar a superarla).

En fin, como pueden haberse dado cuenta, hasta ahora no hemos tenido una película basada en un video-juego verdaderamente magistral. Hay filmes entretenidos como Silent Hill o Príncipe de Persia… ¿pero un equivalente a El Caballero de la Noche o Star Wars? Seguimos esperando. ¿Creen que Hitman: Agente 47, sea una candidata a tremendo puesto? ¡Pues sólo pueden averiguarlo yendo a verla al cine!

Nos vemos en una semana, ¡cuídense!





VER MÁS PUBLICACIONES