Las mejores películas de deporte


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Esta semana se estrena Guerrero, la más reciente producción de Tondero, la productora cinematográfica más grande y exitosa del país. Se trata de la historia de Paolo Guerrero, jugador de fútbol de la selección; sobre su ascenso a la fama, y sobre todos los problemas y obstáculos que tuvo que enfrentar para volverse quien es hoy en día.

Sí… probablemente estén pensando lo mismo que yo: “de todos los futbolistas peruanos, ¿por qué Paolo Guerrero?” Bueno, independiente del tema de la cinta, Guerrero se ve como una producción interesante, al menos en el apartado técnico. Pero lo más importante es que se trata de una de las primeras películas peruanas en pertenecer al subgénero de cine deportivo inspiracional. Dudo que vaya a ser de los mejores ejemplares… pero hey, me he equivocado en el pasado.

El punto es que, aprovechando el estreno de Guerrero: La Película, les presento mi lista de las cinco mejores películas de deportes jamás estrenadas. Veamos.

5. Caddyshack



Decir que Caddyshack es la mejor película de golf de la historia no es decir mucho… porque, siendo honestos, no hay demasiadas películas de golf. Eso, y no soy fanático del golf (y dudo que haya muchos acá en Lima). Pero si hay algo que logra hacer Caddyshack, es entretener a todo tipo de público, fanáticos y Haters del golf incluidos. Después de todo, esta memorable comedia tiene de todo: un gran sentido del humor, decenas de líneas de dialogo que se le quedan a uno en la mente (y que es imposible dejar de citarlas en todo momento), y personajes entrañables y locos. Desde Rodney Dangerfield (tiene las mejores líneas de dialogo) hasta el sarcástico Chevy Chase y, por supuesto, el gran Bill Murray, todo el mundo está en su mejor momento. Solo no vean la secuela; es terrible, por lo que resulta mejor pretender que nunca se estrenó. Con una Caddyshack basta y sobra.

4. Toro Salvaje



Era de esperarse. Esta obra maestra sobre el boxeo, dirigida por el legendario Martin Scorsese y protagonizada por el inigualable Robert DeNiro, es una de las mejores películas jamás realizadas, no solo una de las mejores historias de deporte. El hecho de que Scorsese, supuestamente, jamás haya sido un fanático del boxeo, definitivamente ayudó a que pudiese realizar una cinta tan poco romantizada sobre un deporte tan brutal, en la que ningún aspecto, desde la calidad de celebridad en la que viven los atletas, hasta los aspectos más corruptos de las diferentes organizaciones, es dejado de lado. Utilizando una cinematografía espectacular en blanco y negro, y mostrando la violencia en el ring de manera brutal y realista, Scorsese logró transmitir sus mensajes de masculinidad extrema y los peligros de la arrogancia de manera similar a sus filmes anteriores, pero en otro contexto. Y ni qué decir de DeNiro, nunca antes tan dedicado a su trabajo.

3. The Bad News Bears



Existe una precuela de The Bad News Bears. No le hagan caso. No es una película terrible, necesariamente, pero considerando que tenemos la versión original de 1976, tan perfecta y emotiva, ¿cuál es el punto de ver la nueva versión? Y sí, la cinta se siente como un producto de su época, tanto gracias a la presencia del gran Walter Matthau, como por la estética general de la cinta, y el vestuario, y el lenguaje. Pero acá lo importante es que la historia es universal, poblada por personajes con los que cuales es fácil identificarse, y que pasan por los mismos problemas que cualquier adolescente y padre de familia enfrente durante los últimos años de colegio. La película tiene mucho que decir sobre la amistad entre compañeros de equipo, y sobre como, poco a poco, van desarrollando un interés por el bienestar del grupo. Gran filme.

2. Hoop Dreams



Una historia que se nota fue realizada por un director que le tenía pasión al basketball, Hoop Dramas comenzó como un mediometraje de treinta minutos, para luego convertirse en una odisea de tres horas, una historia sobre dos colegiales, William Gates y Arthur Agee, que tratan de meterse en la NBA. No, no es ficción —se trata de un documental, uno de los ejemplares del genero más sobresalientes e influyentes de la historia del cine norteamericano, por lo que no podía dejar de incluirlo en esta lista. Los cineastas Steve James, Peter Gilbert y Frederick Marx logran desarrollar mucho suspenso y tensión con la historia, tanto así que la película termina siendo más emocionante que muchas otras historias de ficción. Pero el filme tiene mucho qué decir también sobre discriminación racial, la adolescencia, y otros problemas con los que se enfrentan nuestros protagonistas; por ello, termina siendo una de las historias más completas que podría ver uno sobre el basket. Y sobre mucho más.

1. Rocky



Para muchos, Sylvester Stallone no es más que una broma, un mal actor dedicado a hacer estrafalarias películas de acción. Pero no siempre fue así. De hecho, yo siempre defenderé a Stallone, insistiendo que se trata tanto de un buen actor, como de un guionista talentoso. ¿La prueba máxima de esto? Rocky. Sí, antes de que las interminables secuelas mancharan la reputación de la franquicia —reputación que, felizmente, fue elevada por las memorables Rocky Balboa y especialmente por Creed—, teníamos la primera cinta, protagonizada Y escrita por Stallone. Lo valioso del filme es que no se enfoca ni en las peleas ni en ganar; lo importante de Rocky está en su protagonista y en su relación con Adrian, y su autosuperación y en su valentía. La actuación de Stallone como Rocky es perfecta, y la técnica de “maquillaje” al reverso usada por John G. Avilsen y compañía convierte a las peleas en trifulcas realistas y brutales. Es por todo esto que, para mi, Rocky es la mejor película de deportes jamás estrenada.

Warrior: The Movie



¿Podrá Guerrero escaparse de los clichés del género, y llegar a igualar o incluso superar a las películas anteriormente mencionadas? Honestamente, y no es por ser malo… lo dudo mucho. Pero lo que sí me gustaría de Guerrero es que, al menos, cuente una historia honesta, emotiva, con personajes bien desarrollados y escenas de fútbol creíbles. Pero lo más importante, es que justifique su existencia. Es decir, al ver Guerrero, uno debería salir del cine diciendo: “ajá, sí valió la pena que contasen esta historia”.

Lo dejo con el trailer de Guerrero, película de deportes nacional que se estrena este jueves en todos los cines. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES