El cine de Paul Feig


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



La nueva película de Cazafantasmas ha atraído una buena cantidad de controversia. De hecho, yo tengo mis propias reservas en relación a la película—los trailers y clips que se han publicado en Internet son bastante problemáticos—pero definitivamente iré a verla con la mente abierta. Después de todo, considerando tanto el talento frente como detrás de cámaras, el filme tiene el potencial de ser verdaderamente divertido e irreverente.

Y todo se debe a que su director, Paul Feig, nos ha traído algunas de las comedias más hilarantes de los últimos años. ¿No saben quién es? Pues en este artículo me dedicaré a contarles un poco sobre su filmografía, como para que tengan una idea del estilo de humor que podrán encontrar en este nuevo “reboot” de una franquicia tan famosa como Los Cazafantasmas. Veamos.

Yo Soy David (2003)



Pues… esta no me la esperaba. Resulta que el primer largometraje dirigido (¡y escrito!) por Feig en Hollywood no es una comedia, si no más bien un drama que toca temas verdaderamente delicados y maduros. Y encima es una cinta que recuerdo haber visto incontables veces en tiendas de video como Blockbuster, y que sin embargo nunca llegué a ver en su momento. Huh. En todo caso, Yo Soy David es un drama sorprendentemente emotivo y competentemente realizado por Feig, quien narra la historia de un niño búlgaro de 12 años que se escapa de un campo de concentración comunista para llegar a Dinamarca con tacto. Como David, Ben Tibber da una interpretación simple pero muy efectiva, y el siempre subvalorado Jim Caviezel interpreta a Johanness, su amigo y protector, con pasión y realismo. No se trata de una película particularmente memorable, pero ciertamente funciona, lo cual podría sorprender a más de uno, considerando que Feig nunca más volvió a dirigir un drama. Nada mal.

Menores No Acompañados (2006)



Esta es otra película que pasó algo desapercibida cuando se estrenó en cines. Sí, está vez es una comedia, aunque es más infantil y menos vulgar de lo que Feig nos tiene acostumbrados. Un gruñó de menores no acompañados se vuelven amigos al estar atrapados en el Aeropuerto Internacional Hoover durante una tormenta de nieve, y deciden crear una suerte de Navidad por sí solos. La premisa no es particularmente complicada, y la manera en que el guión la desarrolla es bastante… infantil, para ser honesto. En realidad la película parece más un episodio de una comedia de situaciones que un largometraje para cines, lo cual no fastidia tanto si es que la estás viendo en la TV o en Internet, pero sí si es que pagaste para verla en la pantalla grande. Hay peores opciones de películas de Navidad, de eso no hay duda. Al menos da gusto ver a Wilmer Valderrama (That 70s Show) en algo relativamente grande.

Bridesmaids (2011)



Bridesmaids es la película que puso a Feig en el mapa. Muchos creían que iba a ser una comedia romántica más del montón, pero no fue así. A diferencia de muchas otras películas de similar corte, Bridesmaids no tiene miedo de insertar humor maduro, asqueroso, escatológico y exagerado a un contexto que usualmente es romantizado por Hollywood, sin importarle que las protagonistas sean mujeres. Puede que a muchos no les guste este tipo de humor, pero para aquellos que disfrutan de cintas que no se preocupan en lo absoluto por ser políticamente correctas, Bridesmaids es una gran opción. Además, cabe recalcar que la película está poblada por personajes con lo es que es fácil identificarse, y que contiene una buena dosis de emotividad para contrarrestar los elementos más sucios. Es irreverente pero humana, hilarante pero emotiva. Quizás muy poco muy larga, es cierto, pero efectiva.

The Heat (2013)



The Heat no es la mejor comedia en la filmografía de Feig, pero ciertamente contiene elementos que valen la pena resaltar. Se trata de una típica comedia “buddycop”, es decir, una película que junta a dos policías de personalidades totalmente opuestas, que se llevan mal inicialmente, pero que eventualmente se convierten en amigas. En este caso, tenemos a Ashburn, interpretada por Sandra Bullock, la agente del FBI que hace todo al pie de la letra y sin romper las reglas, y a Mullins, interpretada por Melissa McCarthy, una policía de Boston vulgar y escandalosa que no cree mucho en el reglamento. Es un emparejamiento que hemos visto muchas veces en varias otras películas (aunque es la primera vez que son mujeres), pero que sin embargo tiene el potencial de crear diversas situaciones hilarantes. Y sí, Feig cumple dicho potencial… hasta cierto punto. Nuevamente, la película es demasiado larga para ser una comedia, y varios de los chistes resultan ser más exagerado que divertidos, más previsibles que chocantes. TheHeat no es una película terrible; simplemente no es tan graciosa como uno hubiese esperado.

Spy (2015)



Spy es mi comedia de Paul Feig favorita, de eso no hay duda. Melissa McCarthy interpreta a Susan Cooper, una analista del FBI que ha trabajado detrás de un escritorio toda su vida, pero que de repente es enviada a una misión en la cancha. A diferencia de TheHeat, en donde era muy exagerada y algo irritante, McCarthy da una actuación medida pero muy divertida en Spy, interpretando a un personaje con el que es fácil relacionarse. La manera en que Susan crece a lo largo de la película ciertamente le da un toque de complejidad a la historia que muchas de estas películas carecen, y tanto las escenas de acción como los diálogos chistosos funcionan a la perfección. Ojo con las actuaciones de JudeLaw y JasonStatham. El primero interpreta a una suerte de James Bond de descuento, elegante pero muy arrogante, y el segundo, para mí, se roba la película entera, parodiando al tipo de personaje rudo y casi invencible al que nos tiene acostumbrados. ¿Quién diría que Statham podría ser tan gracioso?

¿A quién van a llamar?



La filmografía de Paul Feig no es perfecta, pero a través de películas memorables como Bridesmaids o Spy, ha demostrado que tiene talento a la hora de mezclar comedia con emociones, historias interesantes con personajes verosímiles. Con suerte, habrá sido capaz de inyectarle el mismo tipo de energía y sentido del humor al tan controvertido “reboot” de Cazafantasmas. Considerando el estátus de clásico de culto que lleva la película original de Harold Ramis, las expectativas son altísimas. Solo nos queda ir a averiguarlo desde este jueves.

Los dejo con el trailer de la nueva película de Cazafantasmas. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES