Los monstruos de Universal


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Esta semana se estrena en cines una nueva película de La Momia, venerable monstruo del mundo del cine que ha tenido diferentes interpretaciones a lo largo de los años, desde películas de terror verdadero, hasta algunas que se concentran más en la acción o la aventura. Pero la Momia no está sola; de hecho, pertenece a una suerte de grupo de personajes llamados los Monstruos de Universal, entre los que se encuentran figuras clásicas como el Monstruo de Frankenstein, o Drácula.

Evidentemente, son monstruos que tuvieron sus orígenes en producciones de la Universal Pictures hace casi 100 años —de ahí viene su nombre— y que ahora están intrínsecamente relacionados con la millonaria productora. De hecho, se supone que esta nueva película de La Momia servirá para comenzar un Mundo Cinematográfico de Monstruos de Universal, algo así como lo que hizo Marvel con sus Avengers, pero con personajes menos… agraciados. Es un plan bastante ambicioso que, si se lleva a cabo con delicadeza, podría traer resultados bastante interesantes (y rentables, por supuesto).

Es por todo esto que aprovecho la ocasión para hablarles un poco sobre mis monstruos de Universal favoritos; sus orígenes, y las razones por las que son tan especiales. Veamos.

Fantasma de la Ópera



Muchos conocen al personaje gracias al musical de Andrew Lloyd Weber, pero lo que no saben es que sus orígenes son bastante distintos. Primero tenemos la novela de Gaston Leroux de 1910, Le Fantôme de l'Opéra, y luego tenemos la película muda de 1925 protagonizada por Lon Chaney Padre. Dirigida por Rupert Julian, trata sobre el deforme Fantasma que causa una ola de terror y asesinatos en la Casa de Ópera de Paris, todo por intentar hacer de su supuesta amada una estrella. Increíblemente influyente, y todavía terrorífica incluso hoy en día, la película es famosa por el maquillaje que el mismísimo Chaney desarrolló para interpretar al personaje. Existen muchas versiones de la película —incluso una que incluye sonido—, ya que, al tener casi 100 años, muchas de las copias han sido dañadas con el pasar de las décadas. La historia, por otra parte, ha tenido varias versiones posteriores —un remake de 1943, otro hecho por la Hammer en 1962, y el filme musical de 2004. No obstante, a mi parecer, la cinta de Chaney sigue siendo la mejor.

Drácula



Es imposible hablar de todas las adaptaciones de la historia de Drácula de Bram Stoker que se hayan estrenado en los cines, por lo que me concentraré en la primera versión protagonizada por Bela Lugosi en 1931. Después de todo, se trata, posiblemente, de la interpretación más famosa del personaje, la cual influyó en todas las versiones posteriores, e incluso en la percepción que el público tiene de los vampiros hoy en día, desde el acento de Europa del Este, hasta líneas de dialogo sobre la noche y la sangre. Lugosi es simplemente memorable como el Conde Drácula, y la película es muy atmosférica y entretenida, incluso en comparación a versiones posteriores. Curiosamente, la película fue filmada al mismo tiempo que una versión en Español dirigida por George Melford y protagonizada por Carlos Villarías, la cual usa los mismos sets y locaciones. Aunque muchos no lo quieran admitir, esta versión es superior a la norteamericana; está mejor dirigida, da más miedo, y es más interesante a nivel audiovisual. ¿El problema? Carece de la presencia de Lugosi, quien desafortunadamente, fue encasillado en el papel, problema del que jamás pudo librarse.

Frankenstein



De ahí tenemos al famoso Dr. Frankenstein y su monstruo, quienes debutaron en la pantalla grande en una adaptación de la historia de Mary Shelley dirigida por el legendario James Whale, y estrenada en 1931. Boris Karloff interpreta magníficamente al monstruo, tanto así que su look general y su actitud han sido copiados millones de veces en remakes, reboots, secuelas y hasta parodias —para muchos, incluyendo a su humilde servidor, el Monstruo de Karloff sigue siendo el definitivo, y dudo que vaya a ser superado algún día. La película fue un hit tanto con el público como con los críticos, y hasta el día de hoy es el referente principal para quienes estén interesados en la historia de Mary Shelley —desde el uso de la electricidad para revivir al monstruo, hasta líneas de diálogo como “¡Está vivo, ESTÁ VIVO!” se trata, verdaderamente, de un filme inigualable. Tuvo varias secuelas, eso sí —e incluso, para muchos, La Novia de Frankenstein es superior.

La Momia



Dirigida por Karl Freund, protagonizada por el legendario Bors Karloff, y producida por Universal Studios, La Momia trata sobre una momia (¡duh!) egipcia llamada Imhotep que es descubierta por un equipo de arqueólogos, y que es revivida, de manera accidental, gracias a una voluta mágica. Disfrazado de un ciudadano egipcio contemporáneo, Imhotep busca a su amor perdido, quien él cree se ha reencarnado en una chica moderna. Atmosférica, intensa, y protagonizada por un memorable Karloff que demuestra por qué en aquella época era el rey de este tipo de historias, se trata de una de las cintas de la Universal más influyentes de la historia —tuvo varias secuelas —de las que hablaremos en breves—, y la trama que desarrolló fue la inspiración directa para la primera entrega de la trilogía de Stephen Sommers. Mucho se ha dicho de que “occidentalizó” demasiado a la cultura egipcia, pero a la vez, estoy seguro de que mucha gente —incluyendo niños— se interesó más en el antiguo Egipto gracias a esta cinta. Tuvo varias secuelas, las cuales desafortunadamente no trajeron de vuelta al gran Karloff. Eso sí, la trilogía mencionada líneas arriba, protagonizada por Brendan Fraser, es muy entretenida —bueno, al menos las dos primeras entregas.

El Hombre Invisible



La primera película de El Hombre Invisible fue estrenada en 1933, y estuvo dirigida por James Whale —sí, el mismo genio que trajo al monstruo de Frankenstein a la pantalla grande. Basada en la novela de 1987 de H.G. Wells, el filme fue protagonizado por el gran Claude Rains, en su primer rol norteamericano, y por Gloria Stuart, más conocida por el público contemporáneo por interpretar a la Rose anciana en Titanic, de James Cameron. La película, al igual que la mayoría de cintas mencionadas en esta lista, tuvo incontables, secuelas, spin-offs, e incluso una versión bastante diferente en el año 2000 dirigida por el siempre controvertido Paul Verhoeven. En esta primera versión, sin embargo, Rains interpreta al Dr. Jack Griffin, el hombre invisible, casi siempre cubierto en vendas, lo cual, aunque no lo crean, le permitió al equipo de producción desarrollar efectos especiales verdaderamente revolucionaros para la época, los cuales incluían técnicas de matte algo similares a los efectos chroma de hoy en día. Se supone que una nueva versión, perteneciente al mismo universo que La Momia con Tom Cruise, estará protagonizada por Johnny Depp.

El Hombre Lobo



Por último, tenemos al Hombre Lobo. La que la gente recuerda más fue estrenada en 1941 (algo moderna en comparación a las que hemos revisado líneas arriba), fue dirigida por George Waggner, y protagonizada por Lon Chaney Jr. (en términos concretos, el Hijo del Fantasma de la Ópera… jeje). Además, también cuenta con la participación de Claude Rains, Evelyn Ankers, Ralph Bellamy, Patric Knowles, Béla Lugosi, y Maria Ouspenskaya en roles secundarios. Curiosamente, fue la segunda película sobre un Hombre Lobo que Universal jamás estrenó; la primera fue Hombre Lobo de Londres, de 1935, pero lamentablemente no fue muy exitosa que digamos, y ha pasado casi al olvido. El filme de 1941, sin embargo, fue todo un éxito, tanto así que Chaney repitió el papel en cuatro secuelas —la primera es Frankenstein conoce al Hombre Lobo, para que vean que las películas de “versus” tipo Freddy vs Jason o Batman v Superman no son una invención moderna. Hace siete años tuvimos un remake dirigido por Joe Johnston y protagonizado por Benicio del Toro, Emily Blunt y Anthony Hopkins, que trató de imitar a la cinta original, pero que desafortunadamente falló en el intento. Un nuevo remake, perteneciente al anteriormente mencionado Universo de Monstruos, se supone se estrenará el 2018.

Monstruos para rato



Siempre es interesante enterarse de los orígenes de estos personajes clásicos, especialmente cuando se trata de monstruos con los que muchos nos hemos criado, viendo en películas clásicas en blanco y negro, o también en producciones más modernas, llenas de acción y efectos especiales de primera. Solo espero que este nuevo Universo de Monstruos de Universal logre homenajear a estas clásicas criaturas a través de largometrajes bien hechos, entretenidos y, si es posible, terroríficos. Estos personajes realmente merecen volverse relevantes una vez más, y no pasar al olvido.

Habrá que confiar en Tom Cruise, no más. Como siempre, los dejo con el trailer de la película en cuestión; esta vez, se trata de La Momia. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES