Tom Cruise y sus acrobacias imposibles


Sebastían Zavala

Comunicador Audiovisual y Fotógrafo
Blogger Oficial

Tom Cruise está loco. Eso lo sabemos todos. Pero eso no quiere decir que sea un mal actor. Todo lo contrario; habiendo aparecido en incontables clásicos, desde cintas de acción como Top Gun hasta dramas como El Color del Dinero, el chato artista ha hecho de todo, y se ha comprometido para cada rol al 100%.

Y esto no se hace más evidente que con su rol de Ethan Hunt en la franquicia de Misión Imposible. De hecho, Cruise se rehúsa a utilizar dobles para (la mayoría de) acrobacias que le piden hacer en estas películas. Al menos desde la cuarta película, ha estado haciendo algunas de las locuras más increíbles, lo cual resulta en escenas realmente emocionantes y creíbles.

¿No me creen? Revisemos algunas de las acrobacias que ha hecho el buen Cruise (sin dobles) para las películas de Misión Imposible.

Misión Imposible: colgarse del techo con una soga


Esta es una de las secuencias más famosas de la franquicia, y de hecho una de las más emocionantes. La manera en que su famoso director, Brian De Palma, escenificó esta situación tan potencialmente ridícula simplemente hace que sea una de las más tensas que jamás se hayan visto.

Ethan tiene que acceder a una computadora en una habitación llena de sensores, por lo que tiene que colgarse desde el techo para poder cumplir su misión sin tocar absolutamente nada. Como se imaginarán, Cruise mismo es quien se cuelga del techo, y el hecho de que siempre podamos ver su cara, haciendo que sintamos cómo se esfuerza en mantener el balance y no tocar nada, hace que la escena sea mucho más creíble y por lo tanto entretenida. Hey, por algo se volvió tan famosa.

Misión Imposible 2: escalando montañas


El talentoso director chino de acción John Woo dirigió la entrega más débil de la franquicia, la cual, de todas maneras, nos presenta con algunas escenas bastante bien logradas de tensión y emoción. (Muchas de las cuales están llenas de palomas y saltos en cámara lenta. Era de esperarse.)

En fin, la película comienza con Ethan Hunt escalando una montaña sin hacer uso de arneses, y aunque probablemente haya un par de planos en donde vemos a un doble de acción en vez de Cruise, no cabe duda de que el chato actor hizo la mayoría de sus acrobacias en esta secuencia. A diferencia de la escena anteriormente mencionada de la primera película, este comienzo no es particularmente importante para la trama - de hecho, me animaría a decir que solo sirve para establecer a Hunt como un personaje que ama el peligro y los deportes extremos -, pero al menos nos enseña que Cruise tiene más valor que la mayoría de actores Hollywoodense.

Doble o no, arnés o no, el estar colgado en la punta de una montaña debe dar su miedito.

Misión Imposible 3: colgado de un carro


Inicialmente, quería hablar sobre la escena en donde Ethan Hunt se tira de un rascacielos en Shanghai… pero de ahí me enteré que dicha acrobacia no fue filmada en el rascacielos, que Cruise probablemente saltó en un estudio rodeado de pantalla verde, y que en un par de planos vemos a un doble de acción, no a su Bajísima Alteza (heh.) Bueno, hasta el Chato tiene sus límites…

Pero hey, al menos sí podemos hablar de una escena en donde el mismísimo Cruise se cuelga de un carro en movimiento mientras dispara con una pistola en cada mano. Quizás la técnica usada por J.J. Abrams no sea la mejor (su cámara se sacude como si estuviese en un terremoto, y el rostro de Cruise está iluminado como si estuviese en un Rave), pero no podemos negar que no todos tendrían el valor de actuar en una escena de ese tipo, sin usar dobles ni efectos digitales, tan cerca del áspero y sucio asfalto.

No es la mejor de sus acrobacias, pero en algo está.

Misión Imposible - Protocolo Fantasma: escalando el edificio más alto del mundo


He aquí la prueba de que Tom Cruise está completamente demente. Ya teníamos prueba de que lo estaba en el mal sentido (algunos todavía recordamos aquel infame episodio de Oprah), pero la cuarta entrega de Misión Imposible nos demostró que también lo está en el buen sentido. ¿Quieren una escena totalmente increíble y peligrosa? ¿Y quieren que su protagonista, una estrella de Hollywood, la haga él mismo? Pues llamen a Tom Cruise.

Misión Imposible 3 ayudó a revivir la franquicia después de que la segunda entrega decepcionó a más de uno, pero Tom Cruise no estaba completamente satisfecho. Como productor de esta serie de películas, necesitaba entregar a su público algo más extremo, algo más emocionante. Y teniendo en cuenta que una gran parte de la cuarta película se desarrollaba en Dubai… ¿qué mejor idea que escalar el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo? ¿Sin dobles?

Sin duda esta debe ser la peor pesadilla para cualquier asegurador de actores (de hecho Cruise ha tenido que despedir a más de uno), pero no nos queda más que admitir que tanto riesgo vale la pena. Esta escena es la más tensa y espectacular, no solo de Protocolo Fantasma (la cual ya es una muy buena película de por sí), si no de la saga. Y si no creen que Tom Cruise de verdad lo hizo, pues aquí tienen una foto que se tomó en la cima del edificio:



‘Ta locazo.

Misión Imposible - Nación Secreta - Colgándose de un avión


El Chato sabía que había decepcionado con la acrobacia de la tercera película. Después de todo, en comparación a colgarse del edificio más alto del mundo, o incluso de escalar una montaña, colgarse de un carro en movimiento no es nada. Hasta Steven Seagal la haría (bueno, quizás solo con un doble que pese la mitad qué él, pero bueno.)

El punto es: si colgarse de un carro en movimiento decepcionó… ¿Cuál sería la mejor manera de superar eso? ¡Pues colgándose de un avión en pleno vuelo! Todavía no veo Misión Imposible: Nación Secreta (ya que recién se ha estrenado… ¡en todos nuestros Cinestar, no se olviden! jojo), así que no sé que tan relevante sea la escena a la trama, pero no hay duda de que Tom Cruise da todo de sí mismo para hacer que la película sea lo más emocionante y realista posible. Después de todo, siempre es mejor ver a un actor de verdad hacer sus acrobacias, que a una reproducción digital o un maniquí.

En fin, eso es todo por esta semana… ojalá hayan disfrutado de las locuras de Tom Cruise tanto como yo. Y si quieren seguir haciéndolo, ¡no se olviden de ir a su Cinestar más cercano a ver Misión Imposible: Nación Secreta! Tanto la crítica como el público está amando la película; está llena de acción e intriga y, por supuesto, acrobacias imposibles y locas por parte del buen Tom Cruise.

Si no lo han visto ya, les dejo con el trailer, como para que se emocionen:




VER MÁS PUBLICACIONES