El terror de Mike Flanagan


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Si hay alguna constante en nuestra a veces lamentable cartelera, es que siempre tenemos al menos una película de terror para ver. Después de todo, es el género, junto al de la comedia, más rentable en nuestro país —por lo que se ha podido observar, aparentemente el público está dispuesto a ver cualquier cinta, sin importarle su país de origen, con tal de que prometa asustarlos con fantasmas, zombies, espíritus, monstruos o asesinos seriales.

De hecho, ayuda el que un filme pertenezca a una franquicia conocida, como suele suceder con prácticamente cualquier tipo de película últimamente; por algo se está estrenando, también, el enfrentamiento entre Samara, de El Aro, y el espíritu de La Maldición en formato japonés. Sin embargo, en el caso del terror, hasta a la cinta menos conocida, con los actores menos famosos o la premisa menos atrayente, le suele ir bien en la taquilla local.

Pero me desvío un poco del tema. El punto es que esta semana se está estrenando OTRA película de terror: Ouija: El Origen del Mal, secuela del nefasto filme sobre la Ouija —juego de mesa producido y distribuido por la empresa Parker Brothers (los mismos de Monopilio), dicho sea de paso— que se estrenó hace un par de años. Habiendo sido la primera película una decepción total… ¿a quién se le ocurrió, entonces, producir una secuela (o en este caso, precuela) con actores totalmente nuevos?

Pues a Mike Flanagan, director norteamericano que, poco a poco, y sin recibir la misma atención que James Wan, por ejemplo, ha ido desarrollando una filmografía de terror bastante interesante. Sí, Ouija: El Origen del Mal suena como una pésima idea, un ridículo intento de crear una franquicia que comenzó con una primera entrega totalmente olvidable. Pero cuando uno recuerda de el filme ha sido dirigido (¡y escrito!) por Flanagan, pues recupera algo de esperanzas.

Es por ello que hoy día aprovecho para presentarles un breve repaso por la terrorífica filmografía de Flanagan, como para prepararlos para el estreno de Ouija: El Origen del Mal.

Absentia (2011)



Absentia fue el primer largometraje de terror que realizó Flanagan, después de dirigir varios episodios de series de televisión, y de traer a la pantalla grande un par de dramas a principios de los 2000s. Más que una cinta de terror puro, es un thriller psicológico intenso, bien actuado y carente de los famosos JumpScares, aquellos momentos repentinos en donde los directores que no saben crear atmósfera o desarrollar buenos sustos, nos hacen saltar con ruidos fuertes o imágenes que salen de la nada. La película tuvo un presupuesto extremadamente bajo, para estándares de Hollywood ($75,000), pero felizmente esto no se nota en el producto final —la cinta está muy bien actuada, y logra desarrollar una palpable sensación de terror a lo largo de la historia sin caer en demasiado clichés o estereotipos. La historia, sobre dos mujeres que comienzan a relacionar la existencia de un misterioso túnel a una serie de desapariciones, es fascinante, y aunque la relativa simpleza de la cuestión, junto con la ausencia de actores reconocidos, podría alejar a algunos del filme, creo que es precisamente en esos aspectos donde reside su encanto.

Oculus: El Espejo del Diablo (2013)



Todo lo que tenía que decir sobre Oculus, lo dije en la crítica que escribí cuando vi la película por primera vez hace un par de años. Pero si quieren la versión corta, esta es: Nuestra protagonista es Kaylie Russell (Karen Gillan), cuya vida fue impactada de niña por la presencia en su casa de un espejo maldito, aparentemente perteneciente al diablo, y cuyos orígenes son desconocidos. Ya adulta, logra convencer a su hermano menor, Tim (Brenton Thwaites), quien acaba de salir de una institución mental, de hacer una serie de pruebas y demostrarle al mundo que el espejo es, efectivamente, maligno. En paralelo, la cinta también nos muestra una serie de flashbacks, en donde vemos a Kaylie y Tim de niños, viviendo con sus padres Alan (Rory Cochrane) y Marie (Katee Sackhoff) en la misma casa en donde Kaylie adulta hace las pruebas con el espejo. Oculus es un buen filme de terror, un poquito diferente a lo que el género nos tiene acostumbrados, pero a la vez, con su gente poseída y objetos malditos, lo suficientemente familiar como para que pueda ser disfrutada por los fanáticos de los espantos y la sangre.

Hush (2016)



He aquí la primera de las tres (!) películas de terror que Flanagan ha estrenado este año. Hush trata sobre una escritora sorda (Kate Siegel) quien vive sola en un bosque, alejada de la civilización, y que ahora tiene que pelear por su vida; un asesino enmascarado ha aparecido afuera de la ventana de su casa. Alejándose un poco de las premisas sobrenaturales, de las historias de fantasmas o espíritus vengativos, Hush es una cinta bastante sencilla a primer vistazo: tenemos una protagonista, una antagonista, un par de personajes secundarios que no aparecen por mucho tiempo, y una única locación. Es, por tanto, una historia minimalista contada con innegable efectividad, muy tensa cuando tiene que serlo, logrando desarrollar a su villano de manera escalofriante sin jamás tornarse ridícula o exagerada. No es un filme revolucionario ni mucho menos (de hecho, “slashers” de este tipo tuvimos varios en los años 80), pero lo que hace, lo hace muy bien. Además, da gusto enterarse de que Flanagan es capaz de hacer algo más sencillo y verosímil, un tipo de terror que da más miedo porque se siente como algo que podría pasarle a cualquiera de nosotros en la vida real.

Antes de que despierte, alias Visiones Extrañas (2016)



Esta cinta de Flanagan se estrenó hace tan solo unos días en los cines de Lima (el 30 de setiembre, para ser exactos) y lamentablemente, ya no se encuentra en nuestra cartelera. Como deben imaginarse, no la llegué a ver, pero por lo que pude leer sobre la trama, y por el reparto que se manejaba, se veía bastante buena. El filme cuenta la historia de una joven pareja interpretada por Thomas Jane (El Castigador antes de que Netflix le hiciera un “reseteo” al personaje) y Kate Bosworth (famosa por películas como Superman Regresa o 21: Blackjack), que deciden adoptar a un niño Cody (el gran Jacob Tremblay, de Room). Todo bien al principio, pero poco a poco se van dando cuenta de que los sueños y pesadillas que el chico tiene cada noche se van manifestando físicamente en la vida real, lo cual, como deben imaginarse, traerá consigo consecuencias terroríficas. Aquí vemos el regreso de Flanagan a lo sobrenatural, y aunque las críticas a la cinta no han sido universalmente positivas, la premisa es lo suficientemente original como para justificar al menos UN visionado. Si pueden, búsquenla en formatos caseros. Ya es muy tarde para verla en la pantalla grande.

Ouija: El Origen del Mal (2016)



Y finalmente llegamos a la película que se estrena este jueves, la tercera cinta que ha producido Flanagan este año (¿de dónde saca las energías y el tiempo? ¡quién sabe!), La Ouija: El Origen del Mal. El filme se desarrolla en Los Ángeles de 1967, casi cincuenta años antes de su predecesora, en donde una madre viuda (Elizabeth Reaser) y sus dos hijas se dedican a estafar a la gente diciéndoles que pueden contactarse con sus familiares muertos. Un buen día, sin embargo, deciden incluir el juego de laOuija en su negocio, lo cual traerá consecuencias previsiblemente aterradoras. Sí, la película maneja personajes y situaciones típicas del género —niñas poseídas, espíritus malignos y hasta curas que dicen poder manejar la situación (en este caso, fue interpretado por Henry Thomas, quien de niño interpretó a Elliot en el clásico de clásicos, E.T. El Extraterrestre). Pero con solo ver el trailer uno ya se puede dar cuenta que el filme presentará una mejor atmósfera, y desarrollará mejores sustos que la primera entrega.

¿Será una buena película de terror? ¿O habrá logrado el sistema Hollywoodense absorber a Flanagan, haciendo que el producto final sea inferior a lo que nos tiene acostumbrados? Pues yo le tengo algo de fe; sin embargo, solo hay una manera de saberlo: yendo a verla al cine a partir de este jueves.

Suave con los Parker Brothers



Como se pueden haber dado cuenta, Mike Flanagan ha sido particularmente productivo este año, y no parece estar dando señales de querer detenerse: tan solo el próximo año, se supone estrenará un thriller llamado El Juego de Gerald, aunque considerando que no se ha anunciado el reparto, es posible que se atrase. Quizás el estreno de aquella película dependerá del éxito de Ouija. Veremos.

Como siempre, los dejo con el trailer de la película. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES