Los mejores musicales animados


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Illumination Entertainment nos ha entregado una buena cantidad de películas animadas en los últimos 8 o 9 años, a pesar de tener menos tiempo y ser menos famoso que sus competidores, DreamworksAnimation, Pixar, y Disney Animation. Películas como Mi Villano Favorito y, especialmente, los Minions, han sido muy populares con los niños, por lo que Illumination podría dedicarse a solo producir puras secuelas de sus más grandes éxitos para ganar más dinero.

Pero felizmente ese no es el caso. Con Sing: Ven y Baila, están apostado por una historia original, personajes nuevos, y un género con el que no han experimentado antes: el musical animado. (Ojalá les ligue…) Es por ello que, esta semana, aprovechando el estreno de Sing: Ven y Baila este jueves, les presento mis cinco musicales animados favoritos.

Veamos.

5. South Park: Más Grande, Más Largo y sin Cortes



A que no se esperaban que incluyese esta película. Quizás algunos no consideren al único largometraje de South Park como un musical, pero tomando en cuenta la gran cantidad de canciones con las que cuenta, así como el hecho de que una de ellas (BlameCanada) fue nominada al Óscar, lo crean o no, creo que sí podemos incluirla en la lista. Previsiblemente, la película es ridículamente graciosa y divertida, políticamente incorrecta, y todavía relevante a pesar de contener un par de gags muy específicos de la época en la que fue hecha (finales del milenio pasado). Las canciones, igual de irreverentes que el resto del guion, sirven tanto para satirizar diferentes aspectos de la sociedad norteamericana contemporánea (como el aparente odio que le tienen a Canadá), como par desarrollar a sus personajes, y sí, hacer reír a carcajadas a su público. Dudo que vayan a encontrar otra cinta con una canción que trate sobre Tíos que se— ¡hey, creo que no lo puedo mencionar acá!

4. La Bella y la Bestia



Uno de los clásicos más importantes de la factoría Disney, y una de las películas animadas que revivieron a la compañía del ratón en los 90s, junto con otros ejemplares casi perfectos como El Rey León y la Sirenita. La Bella y la Bestia es uno de los musicales animados más memorables de la historia, tanto así que está siendo rehecho, en una versión con actores de carne y hueso aparentemente muy fiel a la película original. La animación, combinando elementos en 2D con fondos y giros de cámara en 3D, es de la más alta calidad, pero mucho del éxito del filme se debe a la música, canciones excelentemente interpretadas que logran desarrollar con efectividad a sus personajes —desde la inocente Bella, hasta la aparentemente ruda Bestia— y quedarse impregnadas en nuestros cerebros hasta el fin de los tiempos. Al parece la nueva versión con Emma Watson conservará la mayoría de estos temas, e incluso creará uno que otro nuevo para que no parezca un calco de la cinta animada —ojalá no decepcione.

3. Fantasía



Recuerdo haber visto esta película incontables veces durante mi infancia —no es precisamente la producción animada más popular de Disney, pero si le debo a alguien mi familiaridad con esta película, pues es a mis abuelitos. Amantes de la música clásica, querían también que yo desarrollase un cariño por estos temas, por lo que cada vez que los veía o me quedaba a dormir en su casa, me ponían el VHS de Fantasía. Y fue así que, poco a poco, comencé a apreciar esta película —su gran uso de música clásica de los más grandes compositores que jamás hayan vivido, su animación adelantada a su tiempo, fluida y colorida, pero también oscura y realista cuando tiene que serlo, y la manera en que adaptaba personajes e historias clásicas de Disney al mood de estas piezas. Algunos argumentarían que no se trata de una película para niños, pero habiéndola visto tantas veces durante mi infancia, yo argumentaría todo lo contrario; jamás subestimen a sus hijos, son capaces de disfrutar y comprender más de lo que creerían.

2. El extraño mundo de Jack



Otra de las películas de mi infancia, esta vez introducida por mi padre, quien disfrutaba mucho del concepto de mezclar Halloween con Navidad, y de los diseños de los monstruos y los protagonistas. El Extraño Mundo de Jack es un clásico de la animación en stop-motion, PRODUCIDA por Tim Burton, no dirigida por él, a pesar de lo que el marketing de Disney quisiera hacernos creer. De hecho, el filme fue dirigido por Henry Selick, genio del stop-motion que nos ha traído otras obras maestra de está técnica como James y el Durazno Gigante, o la oscura Coraline. Pero aunque la animación es verdaderamente sorprendente, lo que realmente convierte a esta Pesadilla Antes de Navidad en una experiencia memorables son las canciones —las composiciones y la voz de Danny Elfman (quien dobla al protagonista, Jack Skellington, en los momentos musicales) son lo suficientemente buenas como para desarrollar melodías que se quedan con uno mucho después de haber visto la película, canciones que logran transmitir diversión, asombro, tristeza y melancolía. Es una película oscura y sarcástica (no es particularmente infantil), pero que no debería ser inapropiada para verse con toda la familia.

1. El Rey León



Supongo que se la veían venir. El Rey León es una de las películas animadas de Disney más amadas y recordadas de la historia, EL filme que verdaderamente hizo que la empresa del ratón resurja durante los años 90. La cinta fue tan buena, tan bien recibida por el público y por la crítica, que fue nominada a 4 (!) Premios de la Academia, y ganó dos: Mejor Canción Original (Puedes Sentir El Amor Esta Noche) y Mejor Banda Sonora (realizada por Hans Zimmer). La película es un clásico, de eso no hay duda, una suerte de adaptación de Hamlet, de Shakespeare, con animales salvajes, y animada con todo el talento del mundo. Visualmente, la película es espectacular, y es fácil empatizar con sus personajes, desde el inocente Simba, hasta el imponente Mufasa. Pocas películas animadas logran combinar tan bien una historia intrigante, memorables personajes y escenas musicales divertidas y pegajosas con tanto éxito, pero fue precisamente eso lo que El Rey León Hizo. Y es por todo esto que, para mi, es el mejor musical animado hecho hasta el momento.

¡Canta!



No sé si una película como Sing: Ven y Canta pretende hacerle la competencia a los filmes que menciono en esta lista, pero ciertamente tiene todos los ingredientes necesarios para el menos tratar: más de 80 canciones famosas desde los años 40 hasta el presente, un gran reparto de voz lleno de estrellas (Matthew Broderick, James Earl Jones, Nathan Lane, RowanAtkinson, Scarlett Johansson, y muuuuchos más), y una gran calidad visual. Los más pequeños de la casa la pasarán de lo lindo con esta película (y hey, probablemente los adultos disfruten de la presencia de las canciones de su época…)

No se olviden de ir a ver Sing: Ven y Canta a partir de este jueves. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES