Lo mejor de Jonah Hill


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Amigos de Armas (definitivamente prefiero el título original en inglés, War Dogs, a pesar de ser algo más genérico) es una comedia como pocas otras. Está basada en una historia real y trata sobre un tema serio (el suministro de armas al ejército norteamericano en Afganistán), y sin embargo está siendo presentada como una producción llena de escenas hilarantes y momentos exagerados, protagonizada por un joven artista con mucha promesa (Miles Teller) y un actor más conocido por protagonizar comedias disparatadas (Jonah Hill).

¿Cómo tratará este tema la nueva comedia de Todd Phillips (¿Qué Pasó Ayer?)? Pues lo podremos averiguar en el cine desde este jueves—al menos sabemos que será algo diferentes, bastante más original, pero definitivamente divertido. (Y hey, si algo pueden aprender sobre cómo funcionan el ejército norteamericano y sus proveedores de armas durante tiempos de guerra, mejor).

Lo que puedo ir haciendo, más bien, como esperando hasta el estreno de la cinta, eso presentar algunas de mis películas favoritas con Jonah Hill, es gordito actor que ha hecho de todo en Hollywood estos últimos años, desde comedias alocadas, hasta producciones de prestigio dirigidas por directores de renombre (jamás olvidaré su pequeño pero memorable papel en Django Sin Cadenas). Sin más preámbulo, como para prepararnos para el estreno de Amigos de Armas, aquí les traigo mis cinco películas favoritas con Jonah Hill.

Veamos.

5. Comando especial 2



Comando Especial 2 no llega a superar a su predecesora, pero no tiene que hacerlo. A pesar de perder algo de original, se trata de una sólida secuela, lo cual es poco común hoy en día en Hollywood, especialmente cuando hablamos de comedias. Disparatada, hilarante, y llena de humor meta (se burla tanto del género al que pertenece, como a los que referencia, y de sus propios personajes y trama, también), el filme, dirigido por los talentosos Phil Lord y Chris Miller (La Gran Aventura LEGO) lleva a sus dos protagonistas, Schmidt (Hill) y Jenko (Channing Tatum) a la universidad. En términos de trama, la cinta es muy parecida a la anterior (y Lord y Miller lo SABEN), pero lo que aquí vale son las bromas, los personajes, las actuaciones (Ice Cube es espectacular) y por supuesto, la secuencia de créditos finales. Si no la han visto, no la arruinaré—simplemente les diré que se trata de la parte más graciosa de una película que, de por sí, es ya bastante divertida.

Sólo me queda preguntar: ¿de verdad llegarán a estrenar el “crossover" entre esta franquicia y la de Hombres de Negro?

4. Superbad



Esta es la película que hizo de Hill un nombre reconocido—Superbad (o Supercool, como fue conocida en Latinoamérica, por alguna razón), dirigida por Greg Mottola y escrita por SethRogen y Evan Goldberg, es una comedia adolescente que me trajo muchos recuerdos de otras películas de similar corte que pude ver de púber. De hecho, la película funciona muy bien porque es algo así como una modernización de filmes de adolescentes estrenados en los años 80 y 90—igual de nostálgica, e igual de preocupada en transmitir temas de inseguridad, sexualidad e identidad, pero infinitamente más vulgar y explícita. Se trata de una película realmente divertida, llena de personajes memorables (es imposible olvidar a McLovin) y momentos realmente hilarantes. Y hey, también es la cinta que trajo a la fama a la gran Emma Stone, así que definitivamente tenemos mucho qué agradecerle. (¿Michael Cera también cuenta?)

3. Moneyball



Pasemos a algo más serio. Moneyball es una de las primeras películas de prestigio en las que participó Hill—el elenco consiste de él y Brad Pitt, el fallecido Phillip Seymour Hoffman, Robin Wright y Chris Pratt, y la cinta fue escrita por el gran Aaron Sorkin, junto con Steven Zaillian (La Lista de Schindler). ¿El tema? El primer equipo de baseball en ser armado a través de un sistema computarizado de análisis, un tema serio que más alejado no podría estar de las comedias que Hill ha hecho en el pasado. Además, su actuación, como Peter Brand, el asistente del personaje de Pitt, le valió una nominación al Óscar a Mejor Actor de Reparto, suceso que pocos años antes nadie se hubiese imaginado. En pocas palabras, se trata de una película enérgica, interesante, seria e impecablemente actuada, la cual quizás toque temas poco relevantes en países como el nuestro, pero que sin embargo resultan fascinante gracias a cómo son presentados. Sin quieren ver un lado más serio de Hill, vale la pena darle una oportunidad.

2. El Lobo de Wall Street



Sí, El Lobo de Wall Street TAMBIÉN es una película de prestigio—está dirigida por el inigualable Martin Scorsese, y el reparto consiste de grandes como Leonardo DiCaprio, Margot Robbie, Matthew McConaughey y por supuesto, Jonah Hill—de hecho, le valió su segunda nominación al Óscar a Mejor Actor de Reparto. No obstante, es bastante más ligera que Moneyball. Después de todo, es una historia de excesos, de sexo y violencia y dinero y locura; de prostitutas y cocaína y más dinero. Leonardo DiCaprio es fabuloso como Jordan Belfort, de todas maneras, pero Jonah Hill interpreta a su Donnie Azoff como alguien muy singular, un hombre bastante raro con intereses y fetiches curiosos a quien su nuevo trabajo en la firma Stratton Oakmont le queda como anillo al dedo. La película, a pesar de ser algo larga, es increíblemente entretenida, y tiene mucho qué decir sobre el mundo de las finanzas y los excesos cometidos en este. Sí, está llena de palabrotas y desnudos, pero si no les molesta este tipo de contenido, definitivamente debería ver El Lobo de Wall Street.

1. Comando especial



Objetivamente, producciones como Money Ball o El Lobo de Wall Street son producciones superiores a Comando Especial—de hecho, esta última es una de mis cintas favoritas de años recientes. Pero si pongo a Comando Especial, de Phil Lord y Chris Miller, en primer puesto, es porque tiene a Jonah Hill de coprotagonista, y no de actor secundario, como muchas de las películas sobre las que han podido leer en esta lista. Además, se trata de una de las mejores comedias de años recientes, una de las cintas más graciosas que haya visto últimamente. Sí, maneja el mismo humor que su secuela, pero se ve beneficiada por el factor sorpresa, el factor originalidad. Pocos sabían con lo que se iban a encontrar antes de ir a ver Comando Especial por primera vez—incluso los que estaban familiarizados con la serie de televisión protagonizada por un joven Johnny Depp—, pero la mayoría fueron deleitados. Es una cinta enérgica, llena de diálogo memorable, y dependiente de sus dos excelentes actuaciones protagónicas—la química entre ChanningTatum y Hill es palpable, y ambos son divertidísimos en sus roles.

Es por todo esto que considero que Comando Especial es la mejor película en la que ha participado Jonah Hill hasta el momento.

Perros de Guerra



Pero hey, quién sabe, quizás Amigos de Armas ha llegado para robarle el primer puesto—eso tendremos que averiguarlo desde este jueves en el cine. Como siempre, les dejo con el trailer de la película en cuestión, como para que se vayan emocionando por ir a verla.

¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES