Lo mejor de Jason Statham


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Hay secuelas que uno jamás se hubiese esperado. El Especialista: Resurrección es una de ellas. No es que la primera cinta de El Especialista haya sido mala ni mucho menos, pero considerando que no fue un gran éxito de taquilla, ni que la trama que presentaba se prestase necesariamente a una segunda parte, no resulta sorprendente el que pocos espectadores y críticos pensasen que una continuación fuese innecesaria.

Sin embargo, henos aquí. El Especialista: Resurrección se estrena este jueves, y aparte del gran Jason Statham, cuenta con la presencia de actores de la talla de Tommy Lee Jones y Jessica Alba. (Lamentablemente, Ben Foster no decidió regresar. Entendible. Sabrán a qué me refiero si vieron la primera). Siempre musculoso, ágil y casi inexpresivo, Statham protagoniza este nueva película de acción con su usual —y particular— carisma. Después de todo, es una de las últimas estrellas de acción que todavía existen, uno de los pocos actores contemporáneos que se dedican a hacer una sola cosa, y a hacerla bien.

Es por ello que, aprovechando este estreno, y como una suerte de homenaje a Statham, uno de mis actores favoritos, les presento mis cinco películas favoritas protagonizadas por este calvo y británico actor.

Veamos.

5. Celular



Celular es una película que originalmente vi en el cine, y que vi múltiples veces en DVD, ya sea con amigos, mi enamorada o incluso solo. Algo tiene este aparentemente sencillo thriller que hace que me de ganas de verlo una y otra vez. Quizás está en la carismática actuación de Chris Evans (quien protagonizó este filme varios años antes de convertirse en el Capitán América de Marvel), un chico que debe salvar a una mujer atrapada en un depósito con tal solo un teléfono malogrado a su disposición, y a su hijo secuestrado, o en el dramático trabajo de Kim Basinger, quien interpreta a dicha madre. O más bien, esté en el hecho de que Statham interpreta al villano principal, al secuestrador del hijo de Basinger, en uno de sus pocos roles de este tipo. Claro que también cabe mencionar que se trata de un filme algo exagerado pero en general muy tenso, que cuenta con un ritmo consistente y secuencias de acción y emoción muy bien trabajadas. No es nada del otro mundo, pero resulta refrescante ver a Statham interpretando a un villano de manera tan carismática, tan deliciosamente odiosa.

4. Crank



Si quieren ver a Statham interpretar a un personaje totalmente desquiciado en una película loca, exagerada, rapidísima y visualmente caótica, pues tienen que ver Crank. Y si quieren pasarse incluso MÁS de vueltas, pongánse inmediatamente a ver su secuela, Crank: Alto Voltaje. Ambas son películas… digamos, memorables, pero incluyo la primera parte en esta lista porque fue la que causó el revuelo, la que introdujo una premisa totalmente alocada por primera vez, pero que resultó en un producto final innegablemente entretenido. ¿La trama? Statham necesita realizar acciones extremas para poder mantener a su corazón latiendo (si no, muere) y poder encontrar a los villanos que lo pusieron en dicha situación. Dichas acciones incluyen pelear con gente, o tener sexo en público con su novia (Amy Smart). Crank es una película de pacotilla, “trashy”, vulgar y poco creíble, pero sabe exactamente lo que es, por lo que no deja de deleitarnos con múltiples exageraciones y situaciones caricaturezcas. Es violenta, tonta e inverosímil, pero muy divertida. Y su secuela es todavía peor.

3. The Bank Job



He aquí un producto algo más serio, una historia de robos de banco situada en la década de los 70, una época representada en The Bank Job a través de un mundo lleno de peinados ridículos, ropa colorida y grande, y bellos púbicos sin depilar. Es uno de los esfuerzos más serios por parte de Statham, y uno de los que mejor resultó, no solo por combinar secuencias de acción verdaderamente tensas con una historia que, se supone, fue basada en hechos reales, si no también porque la estrella de acción británica logra demostrar que realmente puede ACTUAR, sin limitarse a solo dar patadas y puñetes por doquier. Puede que sea una de las películas menos comerciales de Statham —sin ser demasiado artística o “indie”, claro está—pero definitivamente es una de sus más entretenidas e inteligentes. No fue muy vista cuando se estrenó en cines —recuerdo haberla visto en la pantalla grande aquí en Lima, Perú, sin embargo— pero si la pueden encontrar en DVD, definitivamente deberían darle una oportunidad.

2. El Transportador



Este es el rol que transformó a Statham en una estrella internacional de acción. Dirigida por Louis Leterrier (El Increíble Hulk) y Corey Yuen, y producida por el prolífico cineasta francés Luc Besson, El Transportador tiene una premisa sencilla pero interesante: Statham interpreta a Frank Martin, un profesional que se dedica a transportar paquetes bajo una serie de reglas estrictas, sin hacer demasiadas preguntas ni meterse en problemas. Pero cuando su más reciente paquete resulta ser una chica, comenzará a ser perseguido por una banda de mafiosos violentos. ¿El resultados? 90 minutos de acción pura, en los que Statham demuestra que no necesita de dobles (ni camisa) para protagonizas intensas escenas de pelea, bien coreografeadas y visualmente impactantes, ni escenas de persecución de autos en donde el realismo no eso una prioridad. La película resultó ser tan popular, que eventualmente se estrenaron dos secuelas y un decepcionante remake, pero la primera sigue siendo, hasta el momento, la mejor (y aunque no lo crean, la más realista). Si llegan a hacer una más de estas, Statham tiene que regresar sí o sí. Y si se rehúsa, mejor que ni lo intenten.

1. Snatch



Snatch es una de mis películas favoritas de toda la historia, por lo que no debería sorprender a nadie el que la ponga como mi cinta favorita protagonizada por Jason Statham. A diferencia de las películas anteriormente mencionadas, Snatch no es una película de acción, y no tiene a Statham como único protagonista. La cinta de Guy Ritchie (Sherlock Holmes) es una cómica historia sobre la obsesión de diversos personajes pertenecientes al bajo mundo de la mafia londinense con un diamante, en los que resalta, obviamente, el Turkish de Statham, uno de los pocos personajes con algo de moral en toda esta situación. Deliciosamente sarcástica, divertida, bien actuada y llena de líneas de diálogo que indudablemente pasarán a la historia, Snatch es, para mi, la mejor película de Jason Statham. Ayuda el que esté rodeado de actores de la talla de Brad Pitt, Benicio del Toro, Dennis Farina, Rade Serbedzija, Lennie James o Alan Ford, pero no hay duda que es uno de los pocos filmes que demuestran no solo las habilidades actorales de Statham, si no también su ritmo cómico (un ejemplo más reciente de esto es Spy, de Paul Feig). Todo un clásico de culto.

Calvicie y acrobacias para rato



Como pueden ver, Jason Statham ha tenido una carrera bastante prolífica, llena de películas de acción emocionantes —muchas de las cuales no pude mencionar acá, lamentablemente— y una que otra producción más sutil y sorprendente. Y el hombre no parece tener ganas de parar; ya es parte de la franquicia de Rapidos y Furiosos (va a aparecer en la octava (!) entrega, la cual se estrena el próximo año) y está preparando una película llamada Meg, dirigida por Jon Turteltéub (La Leyenda del Tesoro Escondido). Si quieren acción, vean cintas de Jason Statham; es de los mejores, y de los que al parecer, todavía no se cansan de dar lo mejor de sí.

Los dejo con el trailer de El Especialista: Resurrección. ¡Hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES