El cine de James Wan


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



James Wan es uno de los directores de cine de terror más reconocidos trabajando en el medio actual—gracias a buenas cintas como La Noche del Demonio, u obras maestras como El Conjuro, uno de los filmes del género mejor recibidos de los últimos años, el director asiático-australiano ha logrado un nivel de éxito con pocos precedentes. Tanto así, que incluso logró dirigir la sétima entrega de la saga de Rápidos y Furiosos—siendo justos, su estilo no es muy evidente en dicha cinta, pero si no consideramos sus deficiencias de guión, hay que admitir que está bien hecha.

Aprovechando el próximo estreno de El Conjuro 2, la esperada secuela de lo que es, para muchos, su mejor película hasta ahora, les traigo un breve repaso por la carrera de Wan. Aunque el terror es lo suyo, definitivamente no es lo único que ha hecho en los últimos años. ¡Veamos!

Stygian



Stygian es la primera película dirigida por James Wan, y definitivamente la menos conocida. Sin embargo, aquellos que admiren sus producciones posteriores se alegrarán al saber que se trata de una cinta de terror. Ryan Gibson interpreta a Jamie, y Lorna Pettifer a Melinda, una pareja joven que queda atrapada en un mundo alterno llamado el Exilio. Sin embargo, se separan rápidamente, por lo que el primero tendrá que buscar a la segunda antes de que algo terrible le pase. Como se pueden dar cuenta, algo de La Noche del Demonio hay en esta historia, con todo lo de una dimensión alterna y sucesos paranormales. No obstante, se trata de una producción bastante más modesta, con un presupuesto menor y actores pocos conocidos. No es GRANDIOSA, pero es fácil ver el talento de Wan para desarrollar tensión en este filme. Y esté atentos a la aparición de LeighWhannell, guionista de las tres películas de La Noche del Demonio, como dos personajes—un chico Punk, y un payaso.

Saw



La primer entrega de esta sangrienta y sádica saga sigue siendo una de las mejores. Filmada con un presupuesto ajustado, a pesar de estar protagonizada por actores conocidos como CaryElwes, Danny Glover y Ken Leung, y algo minimalista en su propuesta, se trata de una cinta verdaderamente tensa, la cual nos muestra muchas escenas fuertes, llenas de sangre y actos sádicos, pero sin los excesos que plagarían algunas de las secuelas. Saw es un thriller de horror carente de clichés, lo cual ya de por sí es difícil de encontrar en estos tiempos. Además, introdujo al mundo del cine a uno de sus más memorables villanos—Jigsaw, quien posteriormente tendría una presencia menos importante en algunas de las secuelas, lo cual, predeciblemente, les quitaría algo de su encanto. Independientemente de la calidad de los otros filmes, la primera parte de Saw sigue siendo una cinta muy entretenida.

Silencio desde el mal



¡Más terror! Definitivamente se trata del género favorito de Wan, aunque hay que admitir que Silencio desde el mal (DeadSilence, en inglés) no es precisamente su mejor esfuerzo. Un joven viudo regresa a su pueblo natal para develar el misterio de la muerte de su esposa, la cual podría estar relacionada al fantasma de un ventrílocuo asesinado. Si dicha descripción les dio miedo, pues felicitaciones—es muy posible que vayan a disfrutar de Silencio desde el mal. Pero si la premisa les pareció ridícula, como a muchos, pues dudo que les vaya dar miedo. El filme no logra superar los clichés que maneja el guión—después de todo, los muñecos malignos, junto con los niños perturbadores y los asesinos seriales, son ya desde hace mucho tiempo una característica predecible del género—y algunas de las escenas que se supone deberían ser intensas más bien terminan siendo graciosas. No obstante, la película no es un fracaso total—hay escenas verdaderamente escalofriantes, y el maquillaje aplicado a la actriz que interpreta a la villana principal, Mary Shaw, de verdad da miedo. Un pequeño tropiezo para Wan y su guionista LeighWhannell, pero nada muy grave.

Sentencia de muerte



Sentencia de Muerte, con Kevin Bacon, fue la primera película perteneciente a un género fuera del terror dirigida por Wan, y hay que admitir que se trata de un respetable primer intento. Basada en la novela de Brian Garfield, la cinta nos cuenta la historia de Nick Hume (Bacon), un ejecutivo amable con la vida perfecta, quien un día es testigo de un suceso terrible que le cambiará la vida para siempre. Triste y desolado, llegará a la conclusión de que la venganza será el camino perfecto para proteger a aquellos que más quiere. Sí, es una película de justicieros, en la que la venganza es el tema principal, y en la que la satisfacción máxima llega al ver al protagonista ejecutar a aquellos que le hicieron daño. Y sí, es violenta y exagerada, pero es precisamente por ello que funciona tan bien. Las escenas de acción están perfectamente ejecutadas, Bacon interpreta al protagonista con suficiente intensidad, y la historia contiene una buena cantidad de giros, como para no volverse predecible. Sentencia de Muerte es una cinta tensa y sangrienta, la cual recordará a muchos a filmes como DeathWish o La Revancha. Nada mal.

La Noche del Demonio



Me gustó La Noche del Demonio, aunque mantengo que no es tan buena como muchos de sus fanáticos quisieran. Sí, la trama es interesante, y sí, logra presentarnos varias escenas verdaderamente terroríficas (dios mío, ese JumpScare con la cara del demonio del título…), pero lamentablemente Wan no logra mantener la tensión que tan bien logra construir durante casi una hora hasta el final. De hecho, el último tercio de metraje sufre porque Wan tira toda sutileza a la basura, llevando a sus protagonistas a un mundo paralelo (¡como en Stygian, les dije!) en donde podemos ver claramente lo ridículo que se ve el Demonio principal (muy parecido a Darth Maul, de hecho) y donde la tensión es casi inexistente. La Noche del Demonio es una sólida película de terror, llena de secuencias memorables y un concepto intrigante, pero me hubiese gustado que Wan conservase la tensión acumulada durante los dos primeros actos para el clímax de la historia. Bueno, al menos para El Conjuro lo logró.

El Conjuro



Ajá. Esta es la Joya de la Corona. La Cereza sobre el Pastel. El terror no es necesariamente uno de mis géneros favoritos, aunque no lo crean - más que nada porque no suelen asustarme demasiado, o porque la mayoría de películas estrenadas en nuestra cartelera son realmente malas -, pero soy capaz de admirar una película bien hecha, y eso es lo que es El Conjuro. Con una gran atmósfera, buena historia, actuaciones creíbles pero, más que nada, escenas verdaderamente escalofriantes, se trata del mejor ejemplo de terror bien hecho del 2013. Wan es un maestro a la hora de establecer el entorno donde se desarrollará la historia, en desarrollar a sus personajes de manera concisa, y en acumular tensión para hacerla explotar en los momentos menos esperados—jamás en mi vida me había dado tanto miedo un aplauso. He visto el filme solo dos veces—una vez en el cine, y otra vez en casa—y ambas veces terminé casi temblando. Si son fanáticos del género, no podrían pedir algo mejor.

La Noche del Demonio: Capítulo 2



Supongo que ni James Wan es capaz de dirigir dos grandes películas de terror en un mismo año. Mientras que su El Conjuro es un gran ejemplo de lo que se puede hacer en el género con personajes interesantes y sustos bien calculados, La noche del demonio: Capítulo 2 es una decepción total. Nada original, con muy pocos sustos (los cuales, para colmo, consisten en puros BOOS!, o sea, JumpScares) y hasta aburrida, el filme no logra hacer nada particularmente interesante con la premisa de su predecesora. Y para colmo de males, ¡concluye con un final abierto! Sí, eventualmente se estrenó una tercera parte (la cual no fue dirigida por Wan, y fue incluso peor que esta primera secuela), pero eso no es excusa para terminar una cinta de manera tan poco satisfactoria. Con una trama enredada y carente de atmósfera, La Noche del Demonio: Capítulo 2 resultó ser una decepción total.

Rápidos y Furiosos 7



Rápidos y Furiosos 7 es una de las franquicias más populares a nivel mundial, de eso no hay dudas. Es la razón por la cual Vin Diesel sigue teniendo trabajo—no es por ser malo, pero no es que haga muchas cintas aparte de estas— y la razón por la cual actores de renombre como Kurt Russell o CharlizeTheron obtienen buenos cheques. Sin embargo, por muy cínico que uno pueda ser con estos filmes, hay que admitir que no carecen de encantos. Se han ido volviendo cada vez más ridículas y exageradas, lo cual resulta en escenas verdaderamente divertidas, y los protagonistas han ido desarrollándose mejor con cada película, enfatizando los temas de familia y amistad. La más reciente entrega (aunque la octava ya se está filmando), dirigida por Wan, es la más exagerada de todas. Sí, es realmente tonta, y sí, es imposible tomársela en serio, pero también es ridículamente entretenida… si es que uno es capaz de apagar su cerebro por dos horas seguidas. Eso sí, hay que admitir que el epílogo, homenajeando al fallecido Paul Walker, está realizado con tacto y de manera muy emotiva, tanto así que no dudo que muchos espectadores lloraron al verlo. Muy bien, Wan.

¡Más sustos!



El Conjuro 2 se estrena este jueves 9 de junio, y realmente promete ser de las mejores películas de terror estrenadas este año. La valla fue puesta muy alta con la primera entrega, por lo que estoy seguro que Wan habrá hecho todo lo posible por desarrollar una película verdaderamente escalofriante. Quién sabe, de repente logra hacer lo imposible y superar a la cinta anterior (lanzar una secuela superior a la primera entrega es incluso MENOS común en el género de terror). ¡Ojalá sea así!

Los dejo con el trailer de El Conjuro 2… ¡hasta la próxima semana!





VER MÁS PUBLICACIONES