El cerebro detrás de Ted


Sebastián Zavala

Comunicador Audiovisual y Fotógrafo
Blogger Oficial

¡El oso está de vuelta!


Ted fue una de las comedias más exitosas del 2012. Gracias a su combinación de chistes vulgares e hilarantes, excelentes efectos especiales y momentos sorprendentemente tiernos, la película se ganó el cariño del público alrededor del mundo, por lo que una secuela no se haría esperar.

Y es así que esta semana se estrena Ted 2, segunda parte que nos trae de vuelta al irreverente oso (cuya voz pertenece al creador de la cinta, SethMacFarlane) y a su mejor amigo John (Mark Wahlberg). Pero antes de que vayan a verla (porque si les gustó la primera parte, estoy seguro de que estarán emocionados por ver esta nueva entrega), hay un par de cosas que deberían saber sobre el cerebro de la operación: SethMacFarlane.

Padre de Familia


Ted fue la primera película de SethMacFarlane como escritor y director. Pero eso no quiere decir que haya sido su primera comedia. Antes de lanzar este exitosísimo largometraje, el irreverente comediante era más conocido (y estoy seguro que para algunas personas, sigue siéndolo) por ser el creador de la serie de TV Padre de Familia… la cual se sigue transmitiendo (por Fox acá en Perú, si no me equivoco.)

Y la historia de Padre de Familia es bastante interesante, de hecho. Fue lanzada por primera vez en 1999, duró tres temporadas, y fue cancelada por Fox en el 2001. Sin embargo, gracias a su éxito en ventas de DVD y la popularidad de sus episodios repetidos, se lanzó una cuarta temporada el 2005… y desde ahí no ha parado.

Es más, tanto ha sido el éxito de la serie, gracias a sus chistes subidos de tono, parodias hilarantes y referencias a la cultura popular, que MacFarlane pudo sacar un par de series derivadas: The Cleveland Show y American Dad, las cuales también podemos ver acá. Padre de Familia se ha vuelto parte de la cultura popular Estadounidense, lo cual le ha permitido a su creador lanzar diversos productos como video-juegos, CDs de música, e incluso una trilogía de películas que parodian la saga de StarWars.

Y es precisamente gracias a todo este éxito, que a MacFarlane se le dio la oportunidad de incursionar en el mundo del cine.

Ted


Ted funciona, principalmente, gracias a su concepto base. Después de todo, el tener a un oso que aparenta ser tierno y tranquilo pero que en realidad está obsesionado con las drogas, el sexo y las malas palabras, es un gran chiste. Un comediante de mediana talla quizás lo hubiese podido explotar lo suficiente como para crear un cortometraje o una mini-serie, pero gracias a la creatividad de MacFarlane, lo que se nos terminó presentando fue un largometraje hecho y derecho, apoyado por Universal y con un gran despliegue de producción.

Ted no es perfecta; no todos los chistes funcionan, a veces se pasa un poco de vulgar, y un par de historias secundarias (como la del papá y el hijo que quieren secuestrar al oso) son más raras que divertidas, pero en general se trata de una buena película porque cumple su cometido principal: el dar risa. Y si te gusta la clase de humor que MacFarlane ha manejado en sus serie de televisión, pues te puedo asegurar que llorarás de risa con Ted (de hecho me sucedió a mí.) ¿En qué otra película podrías oír la voz de Patrick Stewart (el profesor X de X-Men) decir cosas que… bueno, cosas que un Lord inglés usualmente no dice? (Quizás en la secuela, yo lo sé, pero eso está por verse, todavía.)

La película está llena de sorpresas, desde referencias a Padre de Familia, hasta la aparición de una estrella de cine ochentera haciendo cosas que no todo actor venido a menos se atrevería a hacer en una cinta multimillonaria… En fin, Ted es un filme divertido, vulgar y lleno de música estilo big band (porque…. ¿por qué no?).

Una historia de vaqueros


A Ted le fue bien tanto con la crítica como con el público en general, por lo que MacFarlane se animó a realizar un nuevo largometraje. Sin embargo, esta vez no tendría nada que ver con osos parlantes; es más, ni siquiera se desarrollaría en el presente. Con Pueblo Chico, Pistola Grande (sigo prefiriendo su título original: Un millón de maneras de morir en el Oeste, aunque sea un poco largo), el comediante nos trae una parodia de las películas del Viejo Oeste, una mezcla entre historias a la antigua con humor más de siglo 21, llena de fluidos corporales y referencias sexuales… sí, todo lo que uno esperaría de una cinta de MacFarlane.

Lamentablemente, a esta película no el fue tan bien como a Ted, quizás porque, en general, estamos más interesados en películas de conceptos más originales (como un oso que habla groserías…. qué les puedo decir) que en parodias de una género cinematográfico que, lamentablemente, dejó de ser popular hace ya varios años.

Sin embargo, y a pesar de ser muy larga y tener, nuevamente, varios chistes que no funcionan, la cinta tiene uno que otro momento brillante. El casting de CharlizeTheron como la acompañante del protagonista, por ejemplo, es perfecto, así como la aparición de LiamNeeson como el villano principal (aunque una escena que lo involucra a él y a una pequeña flor fue algo… incómoda…) Hay varios chistes que dan risa gracias a lo exagerados que son, y aunque el gran Neil Patrick Harris está algo desperdiciado, siempre es bueno verlo en la pantalla grande.

Eso sí, creo que si pudiese hablar con MacFarlane, le aconsejaría que no vuelva a actuar como protagonista en una película propia. Fue un experimento interesante y todo, pero… no.

¿Qué más hay?


Aparte de Padre de Familia, sus series derivadas y las películas que he mencionado, MacFarlane ha estado involucrado en una serie de proyectos interesantes. ¿Qué me dirían si les contara que fue responsable de algunas de las caricaturas más memorables de los 90s? Todo empezó con un corto llamado Larry & Steve, el cual pasaban con frecuencia en Cartoon Network, y el cual recuerdo haber visto varias veces durante mi niñez (lógicamente, recién me enteré que MacFarlane lo creó muuuuchos años después.)

De ahí siguió con los guiones de unos cuantos shows que estoy seguro muchos disfrutaron de niños al igual que yo: La Vaca y el Pollito (3 capítulos), Johnny Bravo(5 capítulos), e incluso El Laboratorio de Dexter(4 capítulos.) Creo que sería justo decir que MacFarlane tiene una filmografía ecléctica, habiendo combinado entretenimiento para niños con creaciones algo más…. adultas. ¡Quién lo diría!

El regreso del oso


Y bueno, después del relativo fracaso comercial de Pueblo Chico…., ¿quémás le quedaba a MacFarlane que regresar al mundo que le trajo uno de sus mayores éxitos? Con Ted 2 parece regresar a lo que mejor sabe hacer: contar una historia irreverente y vulgar, sin necesidad de parodiar algún género en particular o crear una película de más de dos horas de duración. Los avances me han hecho reír bastante, y si MacFarlane mantiene el mismo sentido del humor y la misma calidad general que en la primera entrega, esta secuela podría resultar ser bastante divertida.

Además, ¿quién no quiere ver al gran Morgan Freeman en una película de este tipo? Y conociendo a MacFarlane, lo más probable es que hayan una serie de cameos (apariciones especiales y cortas por parte de gente famosa) que nos vayan a sorprender. (Jamás me olvidaré del inesperado e increíble que cameo en Pueblo Chico, Pistola Grande… si todavía no ven esa película, creo que valdría la pena hacerlo solo por esa escena, es genial.)

¡No se olviden que Ted 2 se estrena este jueves 9 de julio! No sé ustedes, pero yo no me la voy a perder. Estoy seguro que me mataré de risa en el cine, y si ustedes también quieren hacerlo, pues ya saben qué deben ver.





VER MÁS PUBLICACIONES