Batman en el cine


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Batman es posiblemente uno de los súper héroes más populares de la historia —sí, más que Superman, Spider-man o la Mujer Maravilla. Esto se debe a varias razones; el hecho de que sea capaz de tanto sin tener ni un solo súper poder, o su complejidad psicológica, lo cual lo vuelve mucho más interesante que un Clark Kent, por ejemplo, quien normalmente es presentado como un chico bueno sin mayores conflictos internos. Batman fue, al menos por varios años —y sin contar la época de la serie de televisión con Adam West— el representante del héroe maduro, adulto, serio.

Evidentemente, como cualquier personaje de la cultura popular, Batman es fácil de parodiar, por lo que terminó siendo una de las presencias más memorables y divertidas de la inesperadamente genial La Gran Aventura LEGO, estrenada hace un par de años. De hecho, tal fue su popularidad que poco tiempo después de anunció el estreno de la Película de LEGO Batman, protagonizada por nuestro Caballero de la Noche favorito (voz del excelente Will Arnett).

Y sí, algunos años después, aquí estamos, a pocos días del estreno de tan esperada aventura animada. Es por ello que, en esta ocasión, me animé a realizar un repaso por las aventuras cinematográficas de Batman, comenzando por la producción dirigida por Tim Burton, pasando por la trilogía del gran Christopher Nolan, y terminando en una nueva interpretación que tuvimos la oportunidad de disfrutar el año pasado en la pantalla grande.

Veamos.

Batman (1989) - Tim Burton



Pocos creían, hace más de veintiséis años, que Michael Keaton sería capaz de interpretar al Caballero de la Noche con efectividad. En aquella época, el versátil actor era más conocido por sus comedias —consideren la memorable Beetle juice, también de Burton—por lo que pocos creían que podrían interpretar a un elegante millonario, y a su poderoso alter ego. Felizmente se equivocaron. La primera película de Batman de Burton no es una obra maestra, pero demostró que era posible traer al súper héroe de traje oscuro a la pantalla grande sin recurrir a los chistes de la versión de Adam West, Muy estilizado y atmosférica, la película es a veces MUY oscura, y por momentos el protagonista es eclipsado por el enérgico Guasón de Jack Nicholson, pero en general se trata de una entretenida películas de aventuras y acción, la cual, al igual que el Superman de Christopher Reeve unos años antes, reinició una época de cine de súper héroes, esta vez más realistas, más conflictivos.

Batman Regresa (1992) - Tim Burton



La primera entrega fue tan exitosa, tanto con los críticos como con el público en general, que una secuela no se haría esperar. Sin embargo, las cosas no salieron igual de bien. Batman Regresa no es una mala película, pero si es que su predecesora ya era algo oscura y pesimista, con esta nueva película, a Burton se le pasó la mano. Nadie sonríe; el tono es completamente lúgubre y gótico, y los villanos, especialmente el Pingüino de Danny DeVito, sin grotescos y patéticos. Batman mata (también lo hizo en el filme previo, hay que admitirlo) y su relación con Gatúbela (una magnífica Michelle Pfeiffer) es enfermiza y perturbadora. Warner Bros. no iba a venderle mucho merchandising a los niños con esta película, por lo que, aunque no le fue mal, no fue el éxito de taquilla que ellos esperaban. De hecho, su aplastante seriedad es la razón por la que, para la siguiente entrega, las cosas cambiarían un poco.

Batman Eternamente (1995) - Joel Schumacher



Michael Keaton se fue, y Tim Burton también (aunque se quedó como productor). Para la tercera entrega de la saga, el director sería Joel Schumacher, quien tenía una perspectiva bastante más jovial del héroe de capa y máscara. Como protagonista contrató a un sólido Val Kilmer; como su interés amoroso, a una capaz Nicole Kidman, quien de hecho le otorga la mayoría de escenas maduras a la película. Y como sus villanos… bueno, es aquí que las falencias más notorias de la cinta comienzan a aparecer. El Dos Caras de Tommy Lee Jones y el Enigma de Jim Carrey son de los villanos más exagerados, bufonescos y poco intimidades que se hayan visto en la pantalla grande. No son MALAS actuaciones, necesariamente, pero le restan seriedad a la película, y convierten a las escenas de acción en ejercicios (vistosos, eso sí, y enérgicos) de tedio. La trama tiene potencial, y el romance central está bien desarrollado, pero al verla, es casi imposible no extrañar el estilo de Burton; su visión realista y oscura del personaje, bien utilizada en la primera película, pero abusada en la segunda. Desafortunadamente, al filme le fue muy bien, por lo que para la siguiente entrega, las cosas se tornarían rarísimas…

Batman y Robin (1997) - Joel Schumacher



Batman y Robin no es solo la peor película jamás protagonizada por Batman; es, legítimamente, una de las peores súperproducciones Hollywoodenses jamás estrenadas. Toda seriedad fue tirada al tacho y reemplazada por un guión increíblemente idiota, millones de villanos, chistes y juegos de palabras cursi, romances mal desarrollados, actuaciones acartonadas, y un tono exageradamente bufonesco y estúpido. Batman y Robin no es una película; es una caricatura para un público poco exigente, una burla al personaje y a todo aquél que se haya animado a pagar plata por ver el filme en el cine. Arnold Schwarzenegger es un ídolo, pero no tiene idea de qué hacer como Mr Freeze. Uma Thurman es pésima como Hidra Venenosa, Bane es convertido en un bruto musculoso, y George Clooney interpreta a Batman Y a Bruce Wayne de exactamente la misma manera: como un maniquí confundido. Colorida, llena de efectos visuales pobrísimos y diálogo del peor, Batman y Robin mató a la franquicia por años. Felizmente, el 2005 el caballero de la noche regresó en una de sus mejores aventuras hasta la fecha…

Batman Inicia (2005) - Christopher Nolan



Si la propuesta de Burton era estilizada y gótica, y la de Schumacher era exagerada y caricaturezca, la de Nolan es más bien realista e intensa. Su Batman es un héroe que muy bien podría existir en la vida real —nada de lo que se lleva a cabo en Batman Inicia se siente exagerado o poco realista. Christian Bale interpreta al Caballero de la Noche como alguien intenso, que quiere causarle miedo a sus enemigos con tácticas de ninja, engaño y una voz aguardientosa. Y su Bruce Wayne es un playboy millonario solo en apariencia, un suerte de máscara que utiliza para ocultar al verdadero Bruce: un hombre sencillo y tímido, siempre enamorado de su querida Rachel (Katie Holmes, el único error de cásting en la película). Llena de acción intensa, gadgets que parecen haber sido extraídos de búnkers militares, una trama interesante y un villano memorable (si no han visto la cinta, no puedo decir quién es), Batman Inicia fue un gran nuevo comienzo para la franquicia. Sin embargo, lo mejor estaba por venir.

El Caballero de la Noche (2008) - Christopher Nolan



La mejor entrega de la franquicia y punto. Todos los puntos fuertes de Batman Inicia son replicados en la secuela, solo que con más seguridad y estilo. El Caballero de la Noche es tanto una película de súper héroes como un thriller sobre criminales, una historia que nos entrega personaje memorable tras personajes memorable, desde los protagonistas, hasta los más pequeños y aparentemente inconsecuentes. ¡Hasta Eric Roberts causa una buena impresión! Bale es excelente, la talentosa Maggie Gyllenhaal reemplaza a Katie Holmes (¡gracias a dios!) pero como deben ya saber, lo mejor del filme es el Guasón de Heath Ledger. Intimidante, impredecible, y totalmente loco, se trata de uno de los mejores villanos de la historia, interpretado con aplomo por el ya fallecido actor australiano. Su maquillaje es imperfecto, y el origen de sus cicatrices nunca queda claro; el Guasón es una fuerza de la naturaleza, omnipotente y sin origen aparente, razón por la que resulta tan intimidante. El Caballero de la Noche es un thriller magistral, visualmente vistoso e impecablemente actuado. Hasta ahora, no hemos tenido nada mejor.

El Caballero de la Noche Asciende (2012) - Christopher Nolan



La segunda entrega de esta trilogía fue tan exitosa, tanto con la crítica como con el público en general, que Nolan siempre iba a tener problemas con la siguiente cinta. La valla estaba muy alta, y tristemente, ya no contaba con Ledger para presentarnos al Guasón una vez más. Considerando esta coyuntura, estoy seguro que hizo lo mejor que pudo con El Caballero de la Noche Asciende, una entretenida conclusión de la trilogía. No me tomen a mal, el filme no es malo, todo lo contrario, pero habiendo visto la película anterior, uno no puede evitar sentirse algo decepcionado. El diálogo es algo malo por momentos, los personajes toman decisiones irracionales y reaccionan de maneras poco creíbles (¡me refiero a ti, Joseph Gordon-Levitt!), y aunque el Bane de Tom Hardy es memorable, tanto a nivel físico como de caracterización, no le llega ni a los talones al Guasón. (Pero hey, está mejor que el Bane que vimos en Batman y Robin). La película representa un final satisfactorio para la trilogía, pero como la mayoría de fanáticos, me quedo con las dos primeras entregas.

Batman v Superman: El Origen de la Justicia (2016) - Zack Snyder



El Universo Extendido de DC comenzó con Hombre de Acero, de Zack Snyder, y en teoría iba a continuar con una secuela del mismo personaje, pero a último momento, se decidió que arrojarían al Caballero de la Noche a la licuadora —junto con referencias a otros héroes, y la presencia de la Mujer Maravilla, interpretada por una fascinante Gal Gadot, por alguna razón. El resultado es una película que no es tan mala como te harían creer los Razzies, pero que a final de cuentas, igual terminó siendo una decepción. Es demasiado larga, contiene un clímax lleno de efectos visuales innecesarios (y un villano desperdiciado), el diálogo es tonto por momentos, y la trama no tiene mucho sentido. Pero el Batman de Ben Affleck, a pesar de todo, logra brillar. El controvertido artista —quien en los últimos años ha demostrado ser mejor director que actor— demuestra que tiene todo lo necesario para interpretar a este Batman, letal, musculoso y violento. Sí, es un Batman muy diferente al de Bale, pero funciona. Qué pena que Affleck ya no vaya a dirigir la nueva cinta del Caballero de la Noche —ojalá lo reemplacen con un director igual de capaz, y que Affleck no abandone el papel. ¡Eso sería muy desafortunado!

El Hombre Murciélago



Y ahora tenemos la película de LEGO Batman, una producción que se burla mucho de la historia cinematográfica del Caballero de la Noche —desde sus comienzo en la tele, pasando por su época gótica, sus filmes absurdos, su trilogía realista, y por supuesto, su interpretación perteneciente a una próxima a estrenarse Liga de la Justicia. El filme animado está siendo muy bien recibido tanto por la crítica como por el público, por lo que no dudo que terminará siendo una aventura muy graciosa y encantadora.

Los dejo con eltrailer de LEGO Batman. ¡Hasta la próxima!





VER MÁS PUBLICACIONES