Aventuras espaciales


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



Muchos considerarían a películas como Guardianes de la Galaxia o cualquier episodio de Star Wars como historias de ciencia ficción, pero en mi opinión, no creo que ese sea el caso. Una cinta de ciencia ficción está basada, bueno, en ciencia —presenta situaciones verosímiles, las cuales fueron desarrolladas en base a teorías de la vida real, o a leyes de la física que no pueden ser rotas. La parte de ficción se relaciona más a los eventos del filme, a la narrativa —pero la parte de ciencia es, en su mayoría, creíble.

Es por eso que, para mi, ese tipo de películas son más óperas o aventuras espaciales —cintas de fantasía que no se tienen que preocupar por las reglas de nuestro mundo real, y que más bien se dedican a presentarnos planetas extraños, alienígenas impresionantes o efectos visuales de punta, sin tener que preocuparse de lo verosímiles o plausibles que podrían ser. Acá no hay ciencia —es pura fantasía en el espacio exterior, en otros mundos, con seres que jamás podrían existir en la vida real (pero que nos encantaría poder conocer).

Es por eso que, esta semana, aprovecho el estreno de la muy esperada Guardianes de la Galaxia Volumen 2 para presentarles una lista de algunas de mis aventuras espaciales favoritas. ¡Disfruten!

El planeta prohibido (1956)



Planeta Prohibido es una película fantástica espacial de hace más de 40 años. Fue producida por la MGM, dirigida por Fred M. Wilcox, y lo crean o no, tiene de protagonista a un Leslie Nielsen (Y dónde está el piloto, Naked Gun, Scary Movie) joven y en un papel serio —interpreta al capitán de una nave espacial que aterriza en un planeta distante llamado Altair IV, donde se encuentran con un científico llamado Edward Morbius, quien le tendrá malas noticias. Entretenida, algo cursi, pero muy bien hecha para la época, Planeta Prohibido es una de las cintas más revolucionaras de la historia —es el primer filme espacial en mostrarnos humanos viajando con tecnología propia de velocidad estelar, la primera en situarse en un planeta lejos de la Tierra, y la primera en utilizar una banda sonora de música electrónica. ¡Y cómo olvidar a Robbie el Robot, uno de los androides más famosos y memorables de la historia del cine! No puedo dejar de recomendar Planeta Prohibido.

Saga de Star Wars (1977 - presente)



Era obvio que tenía que mencionar a estar franquicia. Inspirada más en historias de samurai, en el Viaje del Héroe de Joseph Campbell, en novelas como El Señor de los Anillos o en aventuras como las que vivía el gran Flash Gordon en las antiguas seriales de los años 20 y 30, la creación de George Lucas es una de las franquicias más importantes de la historia, pionera tanto a nivel narrativo, como técnico y visual. Los efectos visuales de la primera entrega fueron de lo mejor para la época, su éxito fue tal que, junto a Tiburón, terminó de crear al blockbuster moderno como lo conocemos hoy en día, y la fanaticada es tan extensa y apasionada, que casi 40 años después del estreno del primer filme, seguimos viendo nuevas producciones. Fantasía pura y muy divertida, llena de aliens y espadas láser y súper armas, con contenido filosófico muy interesante; eso es Star Wars. ¡Me muero por ver el Episodio 8: Los Últimos Jedi!

Flash Gordon (1980)



Flash Gordon, héroe de seriales y cómics de principios de siglo, fue revivido en los ochentas por Mike Hodges, con una película increíblemente cursi, llena de efectos especiales baratos y actuaciones más tiesas que las de un maniquí. Y sin embargo la producción se ha convertido, con los años, en parte de la cultura popular norteamericana, tanto así que ha sido homenajeada (y a la vez parodiada) en comedias exitosas como Ted, de SethMacFarlane. Sí, la actuación principal de Sam M. Jones es paupérrima, y las escenas filmadas con tecnología chroma se ven tan convincentes como poner una estatua de yeso frente a una pintura gigante, pero la película es muy encantadora, hasta inocentona. Y bueno, cómo olvidarnos de Max voy Sydow como Ming, el villano central, y del inmortal BRIAN BLESSED, dos actores europeos de primera que claramente saben en qué tipo de película están, y por tanto proceden a sobreactuar de lo lindo. No será arte, pero Flash Gordon es muy entretenida.

El Quinto Elemento (1997)



El Quinto Elemento es uno de mis blockbusters favoritos de toda la vida. Sí, la historia no es nada del otro mundo —de hecho, se supone que la premisa central fue ideada por Luc Besson cuando tenía 13 años, lo cual explica su simpleza y naturaleza genérica. Pero acá lo que vale son los personajes, el diálogo y los efectos especiales. La película es muy divertida pero a la vez se toma algo en serio, presentándonos un conflicto interesante, un romance central que, sorprendentemente, funciona, y personajes potencialmente irritantes —como el Ruby Rhode de Chris Tucker— que sin embargo terminan por encantar al público (aunque si conozco gente que se desespera con Tucker en este filme; bueno, no se puede mantener contento a todo el mundo). Visualmente espectacular y perfectamente actuada —Milla Jovovich puede ser muy convincente en el rol indicado—, El Quinto Elemento es una película sin igual; no hay nada más que pueda decir, después de todo, me sé los diálogos de memoria. Acá no puedo ser muy objetivo que digamos.

Serenity (2005)



Serenity es una adaptación a la pantalla grande de la famosa serie de televisión Firefly, de Joss Whedon. Curiosamente, el director no considera a la película como una historia de ciencia ficción ni de fantasía —prefiere llamarla un Western Espacial, lo cual, si uno termina viéndola, tiene mucho sentido. Protagonizada por los mismos actores del show —incluyendo a un muy entretenido NathanFillion, Alan Tudyk, SummerGlau, y Chiwetel Ejiofor antes de ser famoso— y llena de escenas de acción muy emocionantes y diálogo inteligente y chistoso, típico de Whedon, la película es, no obstante, inferior al show de televisión, especialmente para aquellos que no sean fanáticos o no hayan visto un solo episodio en la pantalla chica. Sin embargo, igual es un producto audiovisual entretenido —lamentablemente, fue un fracaso en la taquilla, por lo que si logran verla en DVD, Blu-ray o algún servicio de streaming, háganlo. Serenity merece ser redescubierta.

Avatar (2009)



Todo el mundo conoce Avatar. Después de todo, es la película más exitosa de la historia en la taquilla, habiendo recaudado más de dos mil millones de dólares en todo el mundo. Además, es la película que volvió a popularizar el 3D en el cine, moda que, desafortunadamente, ya está pasando al olvido. Y aunque por momentos el filme se siente algo genérico —o como una copia de Danza con Lobos en el espacio— uno no puede negar sus cualidades visuales (se ve INCREÍBLE) o sus personajes carismáticos. Avatar es una película entretenida que tiene mucho qué decir sobre el cuidado del medio ambiente y lo terrible que es la guerra; sí, no son temas revolucionarios en un medio como el cine, pero funcionan. Solo espero que las secuelas (que han sido atrasadas un número ridículo de veces, dicho sea de paso) logren subir un poco la valla de esta franquicia. Si no, James Cameron se verá en problemas.

Guardianes de la Galaxia (2014)



Y llegamos a la predecesora de la película que se estrena este jueves. Muchos se quejan de que las películas de Marvel se parecen demasiado entre ellas, o que se preocupan tanto por generar conexiones la una con la otra, o de desarrollar un universo compartido, que no llegan a satisfacer del todo como historias audiovisuales. Es por ello que Guardianes de la Galaxia es tan buena; todo lo que hace es contarnos una historia divertida, protagonizada por personajes memorables, llena de efectos visuales impresionantes, y mucho humor. Todo personaje, desde el gran Groot (¡somos Groot!) hasta Star Lord, Gamorra, Drax o, por supuesto, RocketRaccoon, está perfectamente caracterizado e interpretado, y la trama, aunque poco original, está contada con mucho estilo y grandes chistes. Guardianes de la Galaxia representa a un James Gunn (el director y coguionista) en su mejor momento; algo loco, algo retorcido, pero muy carismático.

Lásers, naves y extraterrestres



Y esas son algunas de las aventuras espaciales que más disfruto. Ojalá estén de acuerdo con esta lista, y si no, no duden de comentar algunas películas que se me hayan pasado en nuestras redes sociales. Pero más importante, no dejen de ir a ver Guardianes de la Galaxia Volumen 2 en la pantalla grande; ¡estoy seguro que va a estar genial!

Los dejo con el trailer oficial del filme. Hasta la próxima semana.





VER MÁS PUBLICACIONES