Av. Larco La Película y el Digital en su máxima expresión


Luis Díaz Oyakawa

Comunicador Social - Cineasta
Blogger Invitado

Es innegable que con el advenimiento de las nuevas tecnologías en registro audiovisual, el cine ha abaratado costos y se ha hecho más accesible con sus pro y contras que esto conlleva, y como todo descubrimiento las cámaras fotográficas tanto de full frame 35mm foto o 35mm cine son ahora más que una moda pasajera, hago toda esta introducción ya que sin estas tecnologías lo que vemos en nuestras pantallas de cine por parte de nuestros compatriotas a llegado a ser muy variado y el ver un documental en el Cine es una cosa tan rara en una sociedad donde el memorex de nuestros viejos tiempos se cambió por los esteroides. Es dentro de todo esto que aparece en escena Av. Larco La Película un largometraje documental de 2 horas 10 minutos de duración Dirigido por Antonio Rodríguez Romaní y producido por Ayni Producciones.

Tuvimos el placer de verla en una función de prensa en una copia con sonido Dolby Stereo pero con la promesa de que en las salas de estreno se escuchará en toda su dimensión con el 5.1.

“Av. Larco La Película” impresiona desde su inicio con una obertura que nos recuerda que el Cine es una de las artes más cercanas a la música y no solo por el uso de la misma sino por la influencia estructural que puede tener la puesta en escena y “Av Larco” tiene “solos”, tiene “contrapuntos” y hasta una “coda” embutidas en la película; así cronológicamente iremos conociendo las idas y venidas de esta agrupación a lo cual se alterna el gran concierto llamado “El Concierto de la Historia” que se desarrolló en el Gran Teatro Nacional.



Como todo documental, no podemos pedirle mucho al material de archivo y menos en nuestro país donde como dijo Andrés Dulude una cinta de archivo de un evento cultural es fácilmente chancada y vilipendiada por el asesinato del día; nada más crudamente real. Pero lo que nos sorprende un poco son las variaciones de encuadres de las entrevistas, algunos erráticos lo que dista mucho de otros con una composición muy buena y la cobertura del concierto impecable donde el uso de las pequeñas camaritas deportivas de sensor pequeño hacen lujo de su amplitud en la profundidad de campo, pero Av. Larco no es solo la imagen bonita que cualquier drone o gopro puede hacer, va a mas.

Pero seguimos recordando que lo que estamos viendo es un documental, ya que nos dejamos llevar por un momento por la nostalgia del material, de las anécdotas y de los graciosos comentarios de sus participantes, volvemos en sí y nos damos cuenta que como toda estructura cronológica y lineal tiene altibajos, llegando a tener un pequeño bache superado ampliamente porque las música nos lleva y nuevamente a volar como cometa con un golpe de viento.

Av. Larco es pues un documental digno de verse, no solo para melómanos o románticos melancólicos ochenteros que recordamos que todo tiempo pasado fue mejor aunque no pudiéramos salir ni a la esquina por temor a un coche bomba, sino también digno de verse por nuevas generaciones que no solo puedan disfrutar de la gran música que hizo y hace Frágil sino conocer el contexto socio cultural que vivía nuestro país puntualizado a medida que cada canción es explicada. Es no solo un documental sobre un grupo música, sino sobre un tiempo, sobre la historia, sobre el empuje de un grupo de personas que a pesar de que todo podía estar en contra, siguieron adelante; Av. Larco es… una grata sorpresa que se asoma este 27 de agosto en nuestras salas.





VER MÁS PUBLICACIONES