¡Animación peruana!


Sebastián Zavala

Asistente de Dirección y Crítico de Cine
Blogger Oficial



El Perú no es un país conocido por sus películas animadas, precisamente. Por años hemos tenido problemas a la hora de desarrollar proyectos cinematográficos con actores de carne y hueso; ya de por sí, grabar, editar y lanzar una película es difícil, por lo que hacer lo mismo, pero con animación, es incluso más complicado. Afortunadamente, esto no quiere decir que no se hayan hecho intentos, algunos más exitosos que otros.

Menciono todo esto porque esta semana se estrena Condorito: La Película, filme nacional de animación codirigido por Eduardo Schuldt, y basado en las historietas del personajes chileno. Se trata, por lo que se ha visto hasta el momento, de la cinta animada más ambiciosa de nuestra historia; visualmente compleja, y basada en un personaje que cuenta con miles de fanáticos y que, de manejar mal el material, podría resultar ser extremadamente decepcionante para una buena cantidad de cinéfilos.

Pero espero que ese no vaya a ser el caso; Condorito tiene la oportunidad de ser un parteaguas no solo acá en Perú, si no para Latinoamérica en general. Pero regresando un poco al pasado, aprovechando el estreno de dicha cinta con tanto potencial, les presento las cinco películas animadas nacionales más relevantes de los últimos años, todas dirigidas por Eduardo Schuldt, quien también se está encargando de traer a Condorito a la pantalla grande. Soy consciente de que hay algunas más, pero por cuestiones de espacio, solo puedo considerar estas. Ojalá el presente texto los anime a investigar un poco más sobre la historia de la animación en nuestro país, y quien sabe, a descubrir una que otra joyita.

Veamos.

Piratas en el Callao (2005)



Piratas en el Callao, dirigida por Eduardo Schuldt, fue la primera película de animación en 3D de la historia de nuestro país. Por ende, su importancia histórica no puede ser negada; se trato de un tremendo esfuerzo por sacar un proyecto en un país que, como mencioné líneas arriba, no es conocido por sus largometrajes de animación compleja. Sin embargo, y viéndola ya varios años después, tampoco podemos negar sus múltiples defectos: una animación exageradamente simplista, gráficas poco atractivas, y actuaciones de voz lamentables (sé que es una suerte de tradición hacer que una mujer actúe de niño en algunas producciones animadas, pero aquí se siente extremadamente fuera de lugar). Piratas en el Callao es una cinta extremadamente importante por lo que representa, pero si debo ser honesto, no recomendaría que la vean hoy en día. Podrían terminar decepcionándose.

Dragones: Destino de Fuego (2006)



Si Piratas en el Callao fue una suerte de experimento para ver qué era lo que se podía hacer con la animación tridimensional en el Perú, Dragones: Destino de Fuego fue la realización de las lecciones aprendidas en el proyecto previo, una película mucho más ambiciosa y visualmente más atractiva. Sí, la trama es igual de genérica que el título del filme, y las gráficas siguen siendo paupérrimas si se les compara a lo que se podía ver en producciones internacionales hace más de diez años, pero se nota que Schuldt y su equipo se esforzaron por corregir los errores cometidos en Piratas en el Callao, y tratar de desarrollar un producto final más divertido y menos condescendiente. Eso, y además venía con una canción de Gianmarco y todo, por si son fanáticos del calvo cantautor.

El Delfín: La historia de un Soñador (2009)



Dragones: Destino de Fuego fue una gran mejora en relación a Piratas en el Callao. El Delfín… no tanto. Sé que es difícil desarrollar escenas animadas bajo el agua, pero no creo que eso sea suficiente para justificar el look tan poco atractivo de El Delfín; en pocas palabras, es una película de animación 3D que ni el niño menos exigente podría considerar como visualmente espectacular. La trama no es nada del otro mundo, y las actuaciones de voz cumplen su cometido, aunque sin destacar demasiado. Las lecciones que el guion trata de dar son demasiado obvias —un poco más de sutileza hubiera dado mejores resultados— y aunque no se trata de una cinta terrible, definitivamente uno hubiera esperado que fuese más entretenida.

Lars y el Misterio del Portal (2011)



La siguiente producción de Schuldt fue Lars y el Misterio del Portal. Como se deben haber dado cuenta, una de sus misiones parecía ser dirigir la mayor variedad de películas posible; comenzó con una aventura de piratas, para luego estrenar una cinta de dragones y una aventura bajo el mar, y ahora, un filme de corte más futurista, como más acción. Schuldt definitivamente no carecía de ambiciones, especialmente en una época en la que él era el único, básicamente, en animarse a hacer filmes animados acá en el Perú. En cuanto a la película en sí… no está del todo mal. Sí, los chistes son absurdos, y sí, es demasiado infantil, hasta condesciende por momentos, pero trata de hacer algo distinto a sus predecesoras. Además, ¡fue la primera película peruana en exhibirse en 3D!

Los Ilusionautas (2012)



Los Ilusionautas es el último esfuerzo de Schuldt antes de Condorito, estrenada hace ya cinco años. Nuevamente, trató de hacer algo distinto, esta vez mezclando su evidente cariño por las historias de Julio Verne, con una trama futurista y llena de aventuras. La animación, como siempre, no es particularmente buena; los personajes se mueven demasiado, como si estuviesen sufriendo de espasmos todo el tiempo, y las tomas en cámara lenta no terminan de convencer. Los chistes son demasiado infantiles, y algunos personajes tienen acentos franceses que se notan más falsos que un Baguette de súper mercado. Pero hey, puede que las escenas de acción entretengan a los más pequeños de la casa, y con suerte, harán que tengan curiosidad de conocer más a la historias de Verne.

¡Plop!



Como pueden haberse dado cuenta, Schuldt ha dirigido varias películas nacionales de animación a lo largo de los años, algunas más interesantes y visualmente logradas que otras. Condorito tiene la oportunidad de establecer un nuevo estándar para este tipo de filmes en nuestro país; definitivamente se ve muchísimo mejor lograda que cualquiera de sus películas previas, y considerando su fuente de inspiración, no tiene por qué tener demasiados defectos a nivel de guion… ¡realmente espero que no decepcione!

Los dejo con el trailer oficial de Condorito: La Película. ¡Hasta la próxima!





VER MÁS PUBLICACIONES